lunes, 31 de octubre de 2011

Por la razón o por el Twitter


Luego del enésimo linchamiento en Facebook o Twitter creo que ya es hora de concluir que ambas herramientas no sirven gran cosa ni para la discusión, ni el intercambio de opiniones ni la democracia. Son malas como diseño, están cojas y no fueron hechas para eso: fueron hechas para pescar gente, llenar la combi y a cobrar. Legítimos negocios, pero si el punto es elaborar fórmulas para hacer la vida en internet menos pestífera sería bueno que dejemos los reproches del eterno diagnóstico y pasemos a las soluciones. ¿Hay soluciones? Un diagnóstico equipara la mancha del Twitter con las barras bravas. No es mala analogía. ¿Qué requiere una barra brava para ser contenida dentro de parámetros aceptables de civilidad en un estadio? Seguridad, o sea, policía. ¿Hay que insuflarle a Facebook y Twitter -donde la muchedumbre corre sin control- un entorno policíaco? Sería imposible y una medida así generaría demasiados anticuerpos. Pero otro camino me sabe menos tortuoso: que los dedicados al constante ejercicio de la discusión y la opinión pública hagan sus entornos más saludables con un control cuasi policíaco de las intervenciones de sus usuarios. Si los medios importantes -y en general, cualquier institución- se animaran a la fumigación constante de sus páginas (por lo menos sin racismo ni insultos ni violencia) convocarían a gente más sosegada y pensante que podría animarse a la opinión inteligente sin miedo a ser acribillada. Hoy por hoy existen voces interesantes en Twitter o Facebook que se pierden en la inmensidad de los mensajes. Hoy por hoy hay periodistas se quejan a cada rato de los constantes trolleos de los que son víctima. ¿Es que no se dan cuenta? Facebook y Twitter no sirven, son demasiado hueso para tan poca carne, es 90% hueveo. ¿Pero podría funcionar lo otro? Habría que ser muy creativo para diseñar un ambiente atractivo para las voces calmadas y pensantes. Y, además, fumigar cuesta. ¿Valdrá la pena el costo? ¿O la pateadura es por el momento un buen negocio para todos?

De lo único que estoy seguro es que ya son inútiles las quejas: cuando juntas una muchedumbre sin cercos, ni vallas, ni policía, y sin un mínimo sentido de la seguridad tu resultado siempre será el caos. Ya dejémonos de llorar.

7 comentarios:

hipomanco dijo...

por fin volviste, bloody. y perfecto que haya sido hoy en el día de los muertos

Juan Arellano dijo...

2 cositas Lucho: - Nadie ha muerto por ser troleado en internet, o sea, no es tan importante a fin de cuentas, y - (disculpa q t caiga por ser del gremio) los periodistas son de los más troleados xq son de los q menos saben usar las herramientas, se asumen la voz autorizada e iluminada cuando la verdad están muy lejos de serlo.

Juan Arellano dijo...

Y por cierto, bienvenido de vuelta.

Luis Aguirre dijo...

Hola Juan, gracias por tu comentario.

Sobre muertes podría citar casos de ciberbullying, como por ejemplo aqui http://abcnews.go.com/GMA/Parenting/girls-teen-suicide-calls-attention-cyberbullying/story?id=9685026

Sin embargo, por ahi no va la cosa. Casos como el de arriba son extremos (y dificil saber si hay una causalidad). Pero de lo que sí estoy seguro es que el trolleo afecta algo que a todos los humanos nos importa y cuidamos mucho: el prestigio, la honra, el estatus. Ese es el capital que está siendo esquilmado en las redes. Yo prefiero vivir más tranquilo -conectado y conociendo nuevas personas y celebrando internet- sin ese peligro a cuestas.

Discrepo con tu vision sobre los periodistas. Los periodistas tienen todo el derecho a opinar. Hay libertad de expresion. Pero no hay libertad de expresion posible en un ambiente de constante apedreamiento. No tiene que ver con que se sepa o no usar las herramientas. Las herramientas no tienen un uso "ideal". La gente les da el uso que más les provoca y, en principio, no fueron diseñadas para una comunicacion civilizada y alturada entre personas. Creo que estamos viendo las cosas al revés: respetando demasiado a la herramienta cuando lo que debemos hacer es cambiar las herramientas si no sirven a nuestros propósitos (léase, tener una opinión pública un poco más solida y no este enjambre de locura que son las redes)

Ojo, yo mismo no quiero quitarle cuerpo al fenómeno. Yo también he sido parte de esa ola que a veces reacciona frente a algo con el gatillo veloz del send. Muy mal. Pero el post es mas que nada una invocacion a los medios y proponerles humildemente que no tienen que entrar en la lógica de las redes. La logica de las redes es la logica de la mancha sin control. Es todo lo opuesto a la democracia. Es en la direccion opuesta en la que tienen que ir los medios sin dejar de usar internet.

saludos

Juan Arellano dijo...

Obvio el ejemplo q das es un tanto extremo pero principalmente ajeno al ámbito al q supongo intentas circunscribir tu post, la realidad peruana.

Yo debo ser de los usuarios q menos trolea en internet, sin embargo debo decir q a veces he disfrutado mucho viendo cómo trolean a alguien. Lo que de alguna forma me hace partícipe, lo admito. Pero me parece algo muy similar a cuando en un ronda de amigos nos ponemos a joder imparablemente a alguien presente, sucede todo el tiempo. En tal sentido la red sólo es un reflejo de lo real.

Sobre los periodistas no he dicho q no tengan derecho a expresarse, ni loco. Lo que digo es q x lo general se expresan de una manera muy unidireccional, asumiendose como dueños de la verdad y no admitiendo cuestionamientos (y si las flores de sus ayayeros).

Tienes razón en lo de la herramienta, mi intención era decir que la usan de esa forma unidireccional mencionada en párrafo anterior, para nada sugerir q la herramienta deba ser respetada "per se".

Me ratifico por lo tanto en que no saben (los periodistas) realmente usar las herramientas, es decir "liderar opinión" en un ambiente del que desconocen sus mecánicas.

Desacuerdo sí en lo de la lógica de las redes. Participo en varias en las cuales lo de la "comunicacion civilizada y alturada" es la norma. Lo que sucede es que hay varias redes, o mejor aún, cada quien hace la suya a su propia imagen. Si eres troll, te juntarás con trolls.

Y me voy a almorzar, saludos!

Luis Aguirre dijo...

Afino más mi rollo y rescato tu ultimo parrafo. Sí es posible tener "redes" civilazadas. Lo demostró el inicio de la era de internet, con la dinámica de foros y grupos. Luego no sé quien creyó que posibilitar el anonimato era una buena idea y ahora nos encontramos con una vida virtual bastante salvaje. Pero sí, lo que dices es muy cierto. Pero la civilidad no nace de la nada. Hay que promoverla, hay que tener reglas claras. "Institucionalizacion" es una palabra que me parece apropiada para pensar en un nuevo internet.

gracias otra vez

María Isabel Guerra dijo...

Pucha, había escrito un comentario larlguísimo y se borró. Buh.