martes, 24 de noviembre de 2009

La mejora de la sociedad

Diálogo entre Hamman -rockero peruano- y Henry Spencer

Spencer: ¿qué, me he vendido?
Hamann: no, simplemente, puta...
Spencer: ¡pero el dinero es necesario!
Hamann: muy aparte del dinero, a ti no te interesa decir algo, no te interesa mostrar algo. esa huevada no interesa. lo que interesa es simplemente, puta, que la gente vea tu huevada.  
Spencer: pero creo que a todo comunicador le interesa, puta, que vean su huevada.
Hamann: sí, pero atrás de toda obra, la diferencia entre el arte y la otra huevada simplemente es, puta, que tiene una razón de ser por encima de que la gente lo conozca. o sea, que haces una huevada en sí misma porque es una huevada en sí, y quieres expresar algo.
Spencer: ¡pero, paja! ¡puedo invitarte a ti y puedes decir lo que quieras en vivo! ¿no te parece de puta madre?
Hamann: sí, pero tú no presentas ninguna opinión en sí, o sea, tú, tú, tú.
Spencer: ¿y qué opinión quieres que presente?
Hamann: no sé, la tuya.
Spencer: ¿sobre qué?
Hamann: ¡sobre las cosas! o sea, me parece una huevada muy trivial: puedes poner a un huevon parado en la calle pidiendo limosna, como puedes poner un concierto de kiss, como cualquier huevada que llame... o sea, no sé, yo personalmente si tuviera esta oportunidad haria una huevada mas enfocada a buscar la mejora en la sociedad en la que vivo. te lo pongo así.

[suena ruido]

Spencer: ¿qué sonó?


Es una hora (la sección transcrita es a partir del minuto 24). Minutos después Spencer le pregunta a Hamann si está "en medicación". 

Escuchar a comunicadores pensando sobre lo que hacen en voz alta no suele ser común. Aquí periodista Pamela Acosta se pregunta qué información debe entrar o salir cuando se cubre un accidente de tránsito.

Que el público vaya tomando apunte.

Pocos posts

Los pocos posts de este mes en BH van en relación inversamente proporcional con lo posteado -o rebotado, debería decir, en un sinceramiento de mi actividad online- en Facebook. Qué adictivo. Nada más, solo quería hacer ese apunte antes de volver a postear largo y tendido.

viernes, 20 de noviembre de 2009

El triste destino de los debunkers

El triste destino es que nadie les cree: monstruo de lago Ness, OVNIS, Pie Grande, Triángulo de las Bermudas, casas embrujadas, Ouija (yo incluiría a Yahvé y al Tercer Piso, pero la lacrería la dejé en el post anterior). Y sigue una larga lista de fenómenos de lo insólito y lo paranormal que perviven y son creídos por la mayoría. Quizás haya dos dinámicas en juego: a) el hombre tiene esta tendencia a lo irracional y, probablemente, a lo divertido; b) el negocio que sustenta cada una de estas creencias y mitos es fuerte. Los souvenirs de Nessie deben vender una millonada.

No tengo el vídeo lamentablemente (ya aparecerá en YouTube), pero anoche Rosa María Palacios en su programa Prensa Libre fungió de debunker (o desmitificadora) en el caso de los pishtacos. Lo hizo bastante bien: entre irónica y molesta habló del "embrutecimiento" público al que se prestaba la policía presentando como real un caso que era, si se lo pensaba cinco minutos no más, una tremenda estupidez. Ayer los medios no pudieron transmitir toda la conferencia de prensa, pero el jefe de la Dirincri dijo algo así como: "aquí la realidad supera a la ficción" con voz estentórea y un estilo que hizo recordar a Lituma, el guardia civil que estuvo en los Andes según imaginario vargasllosiano.

También habló el experto Jaris Mujica que dio con la hipótesis sensata: una muerte en un escenario de narcotráfico. Ahí donde los narcos necesitan operar el mito del pishtaco muestra su utilidad: noiquea y espanta a la gente de las rutas de la droga. Como si no fuese suficiente también repitió por enésima vez: la grasa humana no tiene valor comercial. 

RMP dio con algunas ideas propias sobre lo que sucede: a) la Policía tiene un nivel de instrucción pésimo (es una vergüenza, una más); b) cortina de humo. Sin instrucción los mitos medran. Y en esta historia es muy claro ver cómo, a pesar de que hay expertos que han estudiado el tema, ninguno de esos frutos de la razón llega a la Policía. Mucho menos, por supuesto, al público en general. Así andamos.

Pero otro poco le debe caer a la prensa. Solo creo haber leído en "El Comercio" la opinión del médico Elmer Huerta diciendo con todas sus letras que la hipótesis de la venta de grasa a 15 mil dólares el litro era tirada de los pelos. Pero en una notita en cuatro líneas. La prensa debería saber más porque no es la primera vez que se cruza con un caso similar (ver aquí Apuntes Peruanos). Pero qué será pues: dejadez, imbecilidad, colaboración con el embrutecimiento, cortina de humo, o el negocio que se impone por sobre todo lo demás. Contra eso los debunkers tienen todas las de perder, como siguen perdiendo hasta el momento.

  • ACT: El informe citado arriba:



jueves, 19 de noviembre de 2009

Matando al monstruo desde adentro (parte II)

Exhibit A

2. BRAHMA CON B DE BOLÓN. "Peruano que triunfa en el mundo = Brichero", dice el acomplejadísimo comercial de una cerveza. Sería interesante que Gastón Acurio o Magaly Solier nos dijeran si eso es verdad. Una columna de Fernando Vivas criticando a este spot no sólo por ese desatino, sino por presentar nuevamente "hembras-botella, que tienen lúpulo en el cerebro, carecen siquiera de una chapa y se reducen a su secular papel de objetos de babeante deseo". 

Esta columna, así como la de Patricia del Río ("Bien que te gusta", sobre lo que tienen que pasar las mujeres en Perú únicamente por ser mujeres) y antes una de Rocío Silva Santisteban ("Yo no he abortado", a favor de la despenalización del aborto) se convirtieron en pequeños fenómenos virales en las redes sociales. ¿Qué tenían en común estas tres columnas? Un asunto que todos pensábamos del siglo pasado: el derecho de las mujeres a ser vistas por la sociedad como individuos, como personas, en vez de máquinas de sexo o úteros con piernas. 

Que estos tres textos hayan sido los más comentados, retuiteados y compartidos en las redes sociales indican que la igualdad entre hombres y mujeres es, lamentablemente, un concepto que todavía no hemos asimilado.

Exhibit B




(Hacer click para agrandar imagen)



No más preguntas miembros del jurado. 


...

¿Qué será? ¿El cambio de clima? ¿La soledad? ¿Los asfixiantes problemas personales? Porque hoy he amanecido medio lacra (ver también FB). Pero como dice Grissom: evidence doesn't lie. People do.

Los nombres de los autores de los comentarios en la imagen de arriba han sido borrados. En vista de las aún gaseosas reglas de privacidad del FB, prefiero proteger sus identidades. Tampoco consignaré link. Pero eso sí: es puro calzoncillo. La cuenta de FB citada es pública.

Fecha de Exhibit A: 15.11.09
Feha de Exhibit B: 02.11.09







Sangrecitas noticias peruanas importantes de la semana

Atrapan dos zombis en Junín. El insólito hecho ocurrió en Jauja, lugar al que los dos extraños sujetos habían ido para escapar del aire contaminado capitalino. La Policía dijo que fue fácil reconocerlos por su caminar vacilante y cabeza ladeada. Si bien al principio no dieron con sus identidades se pudo comprobar que ambos sujetos, turistas de nacionalidad sueca, habían sido dado por desaparecidos hace al menos un año. Los "zombis peruanos" darán una conferencia de prensa esta tarde.

Nace perro con dos cabezas: una de ellas habla español.
El impresionante can es un pequeño chihuahua que responde al nombre de Tikipi, propiedad de una anciana señora de Jesús María. Según comprobaron veterinarios expertos, la extraña configuración en los hemisferios cerebrales de una de las cabezas ha hecho posible que el can desarrolle la habilidad de habla, hasta el momento solo conocida en seres humanos. La propietaria vislumbra la posibilidad de bautizar con otro nombre la cabeza parlante. La Policía presentará al curioso especimen mañana en conferencia de prensa. Asistirá Ministro de Salud.

Alumno prodigio sustenta tesis por Twitter.
Alumno destacado de nuevas TIC de la PUCP logró hazaña tecnológica mientras viajaba por combi a su centro de estudios. Al verse retrasado por pésimo tráfico de la hora, Donny Fuentes Palma W. (23), no encontró otro medio que el popular servicio de microblogging para conectarse con la universidad e iniciar su labor. Además, respondió todas las inquietudes de su jurado a satisfacción. Ynnod, como también se le conoce virtualmente, descubrió que Twitter le dio una "increíble capacidad de síntesis" y no le extrañaría que pronto los trabajos académicos consten de poco más de 1,000 caracteres. Autoridades universitarias discuten en estos momentos la posibilidad de Ynnod esté al mando de un área académica del centro de estudios. Texto de sustentación está colgado en red y prodigio humano dará ciberconferencia en dos días.

Confirman mito de Inkarri.
Luego de largo seguimiento, la Policía comprobó que cabeza y cuerpo de desconocido Inca se unieron en una zona aún no determinada del Cusco y que planea retomar el mando de lo que él aún considera el Tahuantinsuyo. Presidente García convocó al Gabinete en su conjunto en reunión de emergencia para discutir probables escenarios legales dentro del margen de la Constitución. "Lo importante es que gobernabilidad no se vea afectada", fueron sus escuetas declaraciones antes de ingresar a Palacio. Líderes de distintas bancadas manifestaron su sorpresa ante el hecho, siendo quizás el más afectado el líder nacionalista Ollanta Humala quien se vería obligado a redefinir su concepto de "refundación". "De todos modos, invitaremos al Inca a que forme parte de nuestro movimiento. Creo que hay coincidencias programáticas", dijo. Inca dará conferencia en fortaleza de Sacsayhuamán en próximo solsticio de verano.

Más noticias aquí.

Discusión del tema aquí.




miércoles, 18 de noviembre de 2009

Escuela de Gobernabilidad desde un piso sin número

Solo bastó una llamada para que la amable secretaria me enviara un brochure a mi domicilio y, a mi correo, un link a un video en YouTube (abajo) donde se resumen, muy modernamente usando las herramientas de hoy, las líneas maestras de una nueva forma de Gobierno que en la campaña del 2011 "dará mucho que hablar" (fueron esas sus palabras). 

Leyendo el brochure me encontré con muchas sorpresas. Un lenguaje claro y directo. Ideas precisas y exentas de colesterol. Un ojo clínico para las propuestas urgentes y no para las dilaciones tercermundistas. Coloco algunas frases, tan necesarias en una coyuntura de tensión internacional:

"Cada vez que sucede un hecho lamentable con un país vecino no nos queda más que lamentarnos."

"Solo si alejamos la confrontación podremos hacer buenos vecinos. La tensión causa inestabilidad; la calma, en cambio, tranquilidad."

"El Perú debe dedicarse a crear empresa en lo que mejor sabe hacer. En lo que no sabe, mejor no. Zapatero a tus zapatos".

"Nadie quiere vivir sobresaltado al andar por las calles. Hay que reforzar la seguridad de modo que la sensación de inseguridad vaya decreciendo. Eso le conviene al país"

"Para resolver los problemas hay que primero dialogar. La violencia no conduce a nada bueno. Dialogando se pueden conocer puntos de vista divergentes, limar asperezas y llegar a buenas conclusiones. Lo inteligente es tomar las mejores ideas y dejar de lado las malas".

"Para tener un país más digno primero hay que levantar nuestra dignidad. Solo un país con alta autoestima podrá quererse más. Eso nos falta a los peruanos".

"Un buen gabinete se construye con ministros capaces y con conocimiento en sus respectivas carteras. Colocar a un incompetente solo traerá problemas. En cambio, con alguien competente el país mejorará"

"Libertad de prensa no es libertinaje. La prensa debe informar con responsabilidad, de lo contrario seríamos irresponsables. La veracidad debe prevalecer frente a la mentira, la información a la desinformación. El periodismo es un pilar de la democracia siempre y cuando se haga bien. Si se hace mal ya no es un pilar de la democracia".

Quien tenga oídos que escuche. Quien tenga manos que actúe. Quien tenga que Twitter que tuitee. El camino ya está trazado. Solo resta espíritu indómito y seguidores, mucho seguidores.

Somos libres, seámoslo siempre.

Y antes niegue sus luces el sol, etc.



PD: post inspirado en esto.

domingo, 15 de noviembre de 2009

La desesperada búsqueda del gatekeeper

Coloqué este pequeño texto de Andrew Sullivan de The Atlantic en mi FB y creo que también conviene colocarlo aquí. Rebote del rebote:

In a Long Tail economy, the role of the gatekeeper becomes extremely important. The gatekeeper can be a traditional one, like the NY Review of Books, or a more modern one like the reviews on Amazon, or it can be some unknown blogger who I happen to find has interesting taste. But I need someone or something to help me find the crap that means something to me. (...) The gatekeepers own the future.


La última frase lo ilumina todo: frente a la vastedad de internet, casi como un movimiento natural, un tic reflejo, el que se pasea por internet necesita, requiere toma oxígeno a través del gatekeeper. No hay manera de que no lo haga, de que no jerarquice. Y tengo la impresión de que una vez que chapa a su gatekeeper, difícilmente lo suelta. ¿Hay alguna disciplina que estudie la relación entre el internauta y el gatekeeper? Es casi una relación de ciega confianza, de entrega, como la que un consumidor tiene con un producto de diaria necesidad, sea un jabón, una pasta de dientes o papel higiénico.

Obviamente si lo ofrecido es información lo lógico sería que el navegante se dirigiera a los gatekeepers mejor informados y más honestos. Pero la vida no es lógica. Suele ser bastante irracional. Y es por eso que uno sigue viendo a ciertos gatekeepers -léase bloggers o FBers- que gozan de una popularidad envidiable a pesar de que ofrecen muy poco o casi nada. O que muestran sus sesgos tan abiertamente que sorprende que nadie pitee. 

El futuro es de los gatekeepers. ¿Pero cuáles? En un mundo perfecto creo que muchos alucinan a un usuario en constante estado de alerta, peinando las selvas tupidas de la red como un comando, destruyendo con su indiferencia la basura y rescatando en Favoritos o en el Reader el dato valioso. Wiflas. Lo más común es este usuario pavloviano, presto a hacerle caso al escándalo, al calateo, a la noticia pintoresca, al guiño sexual y al flaming. También creo que el gatekeeper escéptico tiene las de perder. Mucho más atractivo es el gatekeeper seguro de tener la verdad, el obseso, el fanático, el maniqueo, el que se construye enemigos perfectos y amigos impolutos. La duda, la repregunta, la ambigüedad y el vaivén argumentativo son pasados de largo sin mayor atención. ¿Por qué? Porque se bucea en la red y se hace click para obtener respuestas, no para ser interpelado. Hombre: simplemente no hay tiempo para otra cosa.

Andrew Keen, uno de los promotores de la idea del gatekeeper, en un debate con Jimmy Wales de Wikipedia, llegó a la conclusión de que Wikipedia -tan vilipendiada por él- no era una enciclopedia. Es decir, no era comparable a la Enciclopedia Británica porque tanto aquélla como ésta eran cualitativamente distintas. Acto seguido sacó un cuento de Borges -"La biblioteca de Babel"-, leyó unas líneas y dijo: eso es Wikipedia. En Wikipedia está -o estaría, o aspira a- "todo". En la Enciclopedia Británica, los datos valiosos de ese todo. 

En otras palabras -y esto no lo dice Keen, pero es lo que se desprende-, la Enciclopedia Británica está subsumida en Wikipedia (ella y, con seguridad, varias otras enciclopedias más). Pero si Wikipedia logra coronar su éxito máximo -es decir, si finalmente es capaz de poner todo en su site- entonces su valor intrínseco sería nulo: Wikipedia no haría ningún sentido y llegaríamos al absurdo de requerir de una enciclopedia para poder navegar en ella.

Ese absurdo ya llegó y está aquí: la desesperada búsqueda de gatekeepers es lo único que calma nuestra angustia frente a lo ilimitado de la web. Y estamos dispuestos a chapar lo que sea; tanto así, que hemos llegado al nuevo absurdo de tener gatekeepers de los gatekeepers, es decir, gatekeepers al cuadrado y, sin dudarlo, al cubo, que es lo que sucede al leer una noticia del blog de tu blogger favorito, cuando lo único que éste ha hecho es tomarla de un agregador (y así hay que ir hacia atrás hasta encontrarse casi con la primera causa como Santo Tomás, aunque no creo alguien tenga el tiempo para hacerlo).

Resumen de la primera idea: no hay navegador de internet sin gatekeeper. Ambos se implican. Pero aún quedaría resolver más claramente la segunda: ¿de qué tipo son los gatekeepers más buscados? Ya sugerí que andar bien informado no es la prioridad: el usuario pavloviano vendría a ser el especímen más común. Pero hay una razón para que el usuario se comporte así. Y tengo la impresión de que la infinitud de la web, sus horizontes amplísimos, su ambición por el todismo y su inacabable suma de datos producen otra angustia: la de no estar solo. No por nada las redes sociales son un éxito. El usuario no busca estar mejor informado, sino saber el dato que todos los demás conocen, justamente para no sentirse excluido de la discusión. El dato gregario, la información que trae consigo la identidad de grupo, el meme social: la desesperada búsqueda del gatekeeper es la desesperada búsqueda de tener a alguien que anime la fiesta y que mantenga al rebaño junto. Contra eso hay que competir y contra eso, creo, la batalla está perdida. Welcome to the machine.




sábado, 14 de noviembre de 2009

¿Cuánta cultura se necesita para mentir?

Según la filosofía Peru21 -y según su portada de orejas de burro al congresista Espinoza por no terminar el colegio- mientras menos instruido uno esté, más proclive a la mentira estará. A veces me parece estar viviendo en un país victoriano, donde se cree en la frenología y los determinismos de clase. Ya que los empleados y/o colaboradores no lo dicen, habría que decirlo aquí: un asco.

Beto Ortiz no es un paladín de la justicia, pero al menos hace un par de noches mostró los hechos con papeles y registros: el congresista Espinoza sí terminó la secundaria, aunque no en el mismo colegio. El reportaje -que está linkeado en mi FB, aunque solo la primera de dos partes, apelo a la curiosidad del respetable lector y su manejo del buscador para la segunda- dejó aclaradas las cosas y remató con una divertida portada de Peru21 al photoshop donde se reivindicaba al congresista usando birrete, presto a la graduación.

Por mor de la proporción hubiese sido genial unas orejas de burro a cierto tipo de periodismo. Por lo menos quedó demostrado que mentir -o dejar la investigación a medias solo para forzar el argumento- no depende de la cultura. Y mucho menos de la cultura general. Hay otras cosas en juego: emociones que se chorrean, rabias, desesperaciones, y un insalubre tufo discriminatorio.

La curiosidad por saber si el congresista terminó o no el colegio, derivó luego en otra: la de saber si el congresista -más allá de la educación formal- era culto. En su programa, Ortiz lo fusiló con preguntas supuestamente amables que Espinoza -muy incómodo, la vergüenza trasluciéndose en la cara, apocado y empequeñecido, y es por estas cosas que Ortiz no me parece un paladín de la justicia- respondió mayormente mal.

Lo curioso es que el cuestionario, presentado como broma posmoderna, era en realidad un anacronismo de chancletas y de al-rincón-quita-calzón. Porque uno no podía dejar de pensar que con una conexión a internet y una búsqueda en Google, todas las preguntas podían ser respondidas con absoluta facilidad. ¿Qué se ponía a prueba? ¿La memoria?

Y si finalmente Google existe, ¿qué sentido tiene hoy hablar de cultura general? Es una pregunta de orden práctico que, según parece, provoca pesadillas a las personas. ¿Qué cosa es tener cultura general? ¿Qué es la cultura general? ¿Para qué diablos sirve? Al menos por aquí tiene un uso muy específico: detectar al ignorante, ponerlo en evidencia y cagarse de risa de él.

Les corresponde con todo derecho a las misses de concurso de belleza ser la vanguardia en la batalla silenciosa que pone en duda la "cultura general". Es que ya lo saben: esas preguntas culturales no están para saber quién debe ser miss o quién es la más bella de todas. Están para joderlas: verlas sudar, morderse los labios, mirar el techo y luego ser rebotadas en YouTube para el esparcimiento burlón de los facebookeros. Observar cómo una miss se tropieza con sus tacones en la pasarela de la enciclopedia le ha devuelto a estos concursos un lustre perdido. Éstos se han reinventado como realities, donde el roche público excita el rating.

Volvamos a las preguntas. Aplastar, ridiculizar y minimizar a los demás. ¿Para eso sirve la cultura general? Y, además, ¿no es ridículo que alguien pretenda derrumbar al otro usando un arma que, con Google, ha quedado al mismo nivel de eficacia e intimidación que el arco y la flecha?

El siguiente artículo de Intelligent Life está para responder todas las preguntas, esas que empezaron con Pablo de Maladengoitia y que lanzaron a la fama a Giancarlo Vacchelli. Es larguito, pero vale la pena. ¿Es la cultura general un campo finito y limitado de hechos? ¿No es acaso un trozo de conocimiento elástico? ¿No sería mejor que, antes que datos, se enseñaran habilidades? Y, la central: ¿está Google destruyendo el concepto de "cultural general" al poner todos los datos al alcance de todos? Después de leerlo, la próxima vez que alguien quiera jugar Trivial Pursuit con el honor de las personas, podrán reírse socarronamente sin mayor culpa: ya saben que el objetivo no es la cultura, es joder.

PD: La nota original de Peru21 de Carlos Castillo decía lo siguiente:

La presente nota no pretende desacreditar al legislador, elegido en las filas de UPP-Partido Nacionalista, por el hecho de no haber concluido su educación escolar sino por haber faltado a la verdad en su declaración jurada que entregó al JNE. En este documento consignó estudios secundarios completos.

Ya. Hasta el momento la nota no consigna la información del programa de Beto Ortiz y, menos, una rectificación.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Cambiemos el mundo: entremos a Facebook

Llego tarde a los rebotes por modorra internetera. La semana pasada Apuntes Peruanos reveló en un post que un empleado de El Comercio estuvo detrás de la campaña Facebook alrededor del caso de Paola Vargas, víctima del asalto y la violencia de cierta hinchada futbolera. Gran Combo Club también hizo eco de la noticia, pero no he visto que se hable mucho más. Es esperable: la discusión es sobre todo ética y para la mayoría es una discusión de babas. Pero este blog suele interesarse por las babas. ¿Por qué un diario de circulación nacional querría dar la impresión de que un movimiento facebookero es independiente y espontáneo? Es decir, ¿por qué ocultar la información de que uno de sus empleados -Jefe de Diseño Web y que alguna vez tuvo un blog en su listín de blogs- fue parte activa del movimiento? Pregunto con todo derecho porque yo fui uno de los que hizo click en PaolaJusticia.com.

Es probable que haya un exceso de pudor trabajando y, solo por ser lunes de buena onda, me animaré a pensar que fue así (el empleado respondió por Twitter hace unos días). Así que preferiré ir por las lecciones generales: ¿son entonces todas las campañas de FB truchas, como dice Rendón en GCC? ¿Es imposible encontrar alguna que sea químicamente pura, grassroots en espíritu y en virulencia? Difícil dar una respuesta a rajatabla. Pero al menos una cosa sí podríamos decir: una campaña por Facebook tendrá mayor o menor éxito en la medida en que sus miembros estén cerca de ciertos círculos de rebote en medios. Porque finalmente el objetivo es llegar al titular: el periodismo convencional da la medallita al valor a las campañas que considera revelantes (relevantes para sus propios fines, claro está). Con el titular, creadores y miembros pueden sentir que se llegó a la meta.

Estoy muy adicto al Facebook estos días por su facilidad para el rebote y el comentario breve. Pero también entiendo que la página tiene sus bemoles: es mucho más personalista que el sistema de linkeo de los blogs. Sus lazos están, sobre todo, sentados en la amistad, en la patería, en la información recomendada con palmazo en el hombro. Es la tecnología al servicio del boca a boca y, por eso mismo, muy convincente y muy efectivo. Si en blogs la mayoría de comentarios son anónimos y la gente se muestra muy renuente a revelar su identidad, en la comunidad FB sucede todo lo contrario: la gente está feliz de dar casi todas sus generales de ley, con fotos en bikini incluso. En términos publicitarios eso es oro.

Cuando los periodistas juegan en las campañas de FB son, entonces, también parte del boca a boca. Sus pases de información no están guiados por la relevancia, sino por la amistad. En tanto todo sea parte de su vida privada, todo ok. Pero cuando se mandan al rebote realmente masivo en sus propios medios cruzan una línea que quizás no debieran cruzar. De FB a FB, todo bien. De FB a medio es el problema: se convierten en jueces y parte. He ahí el menjunje ético que hace que lo de PaolaJusticia.com huela a algo trucho y levantado, más allá de sus 56,000 miembros inscritos hasta el momento.

Quizás una prueba de lo anterior sea otra campañita FB de la cual casi nadie tiene noticia, pero que -según sea el cristal con se mire- quizás merezca un titular. "Odio a Henry Spencer" tiene, hasta el momento, 377 miembros. Los comentarios que se pueden leer ahí son de una furia y un odio vitriólicos. Pero todos demuestran tener algo en común: el hartazgo por un periodismo cada vez más idiota, más inservible, más colestoroso, distractivo y descerebrado. En una palabra: cojudo. Porque no hay duda: las imbecilidades toman cada vez más espacio en los titulares -prensa, radio y TV- y en una coyuntura de ese tipo Henry Spencer (aka Luis Carlos Burneo) es algo así como un símbolo, el mosquito informativo que, aplastado virtualmente, al menos en la fantasía, les devolvería a los miembros de esta campaña la esperanza de que se puede tener algo mejor. Es una genuina protesta de consumidores.

Pero, ¿por qué tan pocos miembros? Una respuesta podría ser que Burneo es realmente un talento que solo los de Frecuencia Latina ven en su real dimensión. Pero también se podría responder con otra pregunta: ¿algún periodista podría rebotar algo así? ¿Son muy pocos miembros 377? ¿Si llega a mil la campaña se convierte en relevante? Es obvio entonces que no todas las campañas llegan al titular: solo un periodista outsider podría unirse a algo así y, con su adhesión, dar su granito de arena publicitario.

El último tema es, quizás, el más importante: ¿cambia una campaña de Facebook el mundo? La pregunta está inserta en una pregunta mayor, a saber, ¿se puede desde internet cambiar el mundo? Y con ambas preguntas tengo un dilema, porque, si bien es cierto que las campañas de FB no se han traducido muy bien en manifestaciones físicas en la vida real (ni siquiera lo de paolajusticia.com pudo congregar a más de 150 personas frente a Palacio de Justicia, aunque esa cifra fue muy superior a otras convocatorias), también es verdad que cada tanto aparecen estas historias de héroes 2.0 (aquí una columna de Marco Sifuentes sobre la cubana Yoani Sánchez) haciendo resistencia desde sus computadoras con el simple acto de escribir y comentar sobre el mundo que los rodea. Entonces, ¿en qué quedamos? Si aceptamos que es posible la resistencia 2.0, ¿por qué una adhesión en Facebook no puede suponer un acto cívico en sí mismo, sin la consabida reconvención de los bacancitos que incitan a salir a las calles ya que, según se dice, ahí sí se demuestra quién es quién?

Como respuesta intuitiva me animo a pensar que sí es posible cambiar el mundo con una campaña desde Facebook, de la misma manera que es posible cambiar el mundo escribiendo un articulo, un reportaje, un poema, un manifiesto, o cualquier cosa. O quizás más. Porque la dinámica de Facebook es muy poderosa. Recordemos: todo rebote viene personalizado. Ese golpecito en el hombro, esa idea reveladora, esa llamada a media tarde que te quiere vender algo, ese megáfono que lista frutas y verduras ya no son anónimos: los actúa un amigo o un conocido, alguien en quien confías. Y es por ese pacto de confianza y ese potencial bolsón de proselitismos de todo tipo que el periodismo no debería cruzar ciertas líneas. No debería ser juez y parte.

Regresamos entonces al principio del post, donde el juego del periodismo en FB es un asunto ético. Pero bueno, esas son babas, ¿no?

martes, 3 de noviembre de 2009

Homenaje a quien en vida fuera un libro

Este video es precioso, pero no sé exactamente por qué. Detalla el trabajo que se tomó el impresor y artista John Carrera en hacer una nueva edición del clásico Webster's Pictorial Dictionary (fines del s.XIX). El amor al libro desborda en cada una de las etapas del proceso, pero observando el cuidado y la dedicación del impresor no podía dejar de pensar en cuánto podría salir mal sin una computadora como apoyo. Este diccionario me hizo recordar uno enciclopédico que tuve hace muchos años de niño, uno que había pertenecido a mi abuelo, muy viejo, de hojas amarillentas, pero con unas ilustraciones que me dejaban medio hipnotizado. La información sin duda estaba desfasada (creo recordar que la historia terminaba con la conferencia de Yalta), pero al menos ahí me crucé por primera vez con el perfil de Kant. Lamentablemente ese diccionario se perdió.

Pero hazañas como la de Carrera hacen posible que uno pueda revivir esas emociones casi míticas. Ha compilado su propio Webster's Pictorial ed.2009 que está a la venta. Ya que se viene Navidad, sería el regalo perfecto para ese alguien tan especial. Me lo regalaré, por supuesto, a mí mismo.

Empezaba el post con una duda y aquí la describo. No sé si el video es un homenaje o un epitafio. Quizás ambas cosas. Porque cuando uno piensa en todo lo que toma hacer un libro con hojas, la practicidad del libro electrónico se impone casi como un canto a la sensatez. Debo tener el corazón frío.

Pictorial Webster's: Inspiration to Completion from John Carrera on Vimeo.



Info original de library ad infinitum, estupendo blog.