jueves, 18 de marzo de 2010

Alto a Bloody

Este blog entra en receso o quizás en recesión. No sé hasta cuándo.

Obviamente existe la intención de continuar escribiendo, pero los días solo tienen 24 horas.

Felizmente las causas no son de ninguna gravedad: no es ninguna enfermedad ni ningún colapso económico. Solo es una cuestión de tiempo (aunque cuestión de tiempo también sea la aparición de una enfermedad o la bancarrota).

Me despido con ese pensamiento positivo.

Gracias por leer y hasta pronto.