viernes, 5 de septiembre de 2008

Por una blogósfera del 2 + 2


¿Dónde se fue el humor?, me he preguntado en los últimos días releyendo este blog/bloc y chispeado por la lluvia alegre de la resaca post-Blog Day. Y, sí, pues, mucho humor no hay, imagino que por efecto de esta asociación -falsa y prejuiciosa, por cierto- que une lo argumental con el estilo seco y sin distracciones. Lo confieso: a veces me han dado ganas de poner 1.1, 1.2 o 1.3. Tiene el encanto de la luz al final del túnel; pero tiene el handicap de que al lector de blogs que salta en una pata por el Blog Day lo pueda aburrir, me diga que no entiende o que "no pone", jerga esta última que quiere decir que "no le excita la atención". La otra acepción de "poner" es sexual. Así, Jessica Alba me pone, pero Scarlett Johansson no. Este blog, sin humor, no pone.

¿Qué pone? Pone, por ejemplo, el adefesio de "Frases Pucp" que, muy contrariamente a mi predicción nacida del ánimo civilizado de premiar al menos la transparencia, se llevó su diploma del concurso "20 Blogs peruanos" en la categoría más elástica de todas: humor. ¡Humor! Permítanme una risa también elástica: jaa. No pues. Humor es José Alejandro Godoy disculpándose por sus destapes o contestando entrevistas en medio de la calle donde con dicción de candidato en unas primarias imaginarias se despacha sobre sus convicciones sobre el mundo. Humor es el chico de Ombloguismo que se graba a sí mismo transformándose en otro Ocram. Humor, este sí francamente graciosísimo, es Homero Cristalli entregando diplomas en el Maria Angola mientras que un confundido Spencer no computa bien qué está pasando, qué clase de viaje al pasado es ése en un evento que más bien celebra el futuro de la humanidad, a dónde se fue la independencia, dios mío, a dónde la onda de una blogósfera donde Tú (You, en versión Time) tienes el control. Para la próxima, invito a los organizadores a también poner bajo concurso algunas opciones para maestro de ceremonias en premiaciones futuras. El colectivo tiene el control, recuerden.

Vuelvo a "Frases Pucp". ¿Quién recogió el premio? Me intriga saberlo. Quizás al Maria Angola fue un representante, o quizás no fue nadie, o quizás el diploma caminó solo. No lo sé. Y siguiendo con el humor: humor es que el blog más políticamente circular que he leído -Menos Canas o "coloque veinte palabras donde cabe una", espacio que cada semana pide la cabeza de un ministro sin resultados, hasta el momento, favorables- haya recomendado "Frases Pucp" bajo el argumento impecable de: "nos recuerdan [estas frases] que la universidad es también la relación entre los profesores y alumnos y que esta relación es mucho más enriquecedora y divertida de lo que a veces se piensa." O sea, Frases Pucp pone y estamos advertidos: en Menos Canas reposa parte de la nueva intelligentsia que habrá de interpretar durante los próximos años la realidad peruana. (1)

"¿Por qué tan asado?", se preguntará seguramente el Sr. Polietileno. "¡En contra de qué estás!", dicen los defensores de la viralidad en YouTube. "Seguro es envidia", dice el poeta de más allá, argumento que, debo reconocer, siempre acaba con la discusión. La envidia es nada menos que nuestra versión de la legendaria -y ficcional- ley de Goodwin: A medida que una discusión en Internet se alarga, la probabilidad de que aparezca una comparación en la que se mencione a Hitler o a los nazis tiende a uno (según Wikipedia). Para los peruanos, atención Chuto, sería: A medida que una discusión peruana en Internet -o en cualquier parte- se alarga, la probabilidad de que alguien acuse de envidia al otro tiende a uno. (2)

Me encantaría rastrear la historia de la envidia y cómo, en algún momento de la historia del debate, se tuvo la necesidad de acuñar la "sana envidia" como una aclaración pertinente. No, hombres y mujeres del Perú, no hay envidia. La cosa es más simple. Hay gente que es incapaz de aplaudir algo que no le parece bien solo por cortesía, algo que no va para adelante, algo que es mentira o fraude. Digamos que de eso se trata todo: tú haces algo público y los demás opinan. Y si no quieres opiniones, la civilización te da una opción: la privacidad. Mis ideas han preferido inclinarse hacia la privatización de la blogósfera, pero sospecho que muchos clicks no se obtendrían con ese sistema. Tener pocos clicks no pone (ni tampoco pone dentro del bolsillo).

La envidia (3) -como todas esas cosas inasibles y misteriosas que difícilmente se pueden poner en un jarro como el inconsciente, el ectoplasma, el espíritu santo o los campos de energía- es bastante irrelevante si las buenas razones se sostienen por sí mismas. Y si no se sostienen, ¿para qué entonces conjurar la envidia como seudoanálisis de perspicaz telepatía? Diríase que la ley de Goodwin, ya peruanizada, es un abismo negro que todo lo chupa y todo lo explica. Pero si convoco la envidia, además de adelantarme a los intérpretes posibles de este post, es porque la he visto sugerida en otra zona de la blogósfera luego del Blog Day: más precisamente en El Comercio.

En realidad, es otro gag del sentido del humor de la blogósfera. Renato Cisneros explicando cómo así fue que no ganó un premio en los "20 Blogs peruanos". Como se sabe, la simpática Alicia Bisso se llevó el diploma en el rubro "personales" y es gracioso e interesante leer a su colega de búsqueda sentimental dar algunas razones. Un comentarista dice:

Como se siente HABER PERDIDO!!..de hecho pensaste que ibas a ganar.pero seamos realistas pues no escribes del todo bien!! por alli me entere que solo ibas al blogday solo si ganabas. QUE MAL, solo piensas en ti.. COMPARTE LA FELICIDAD DE TUS AMIGOS BLOGGEROS!!..

[RESPUESTA: Mi querida y desinformada Sexy Girl. No sé lo que se siente haber perdido, porque ni siquiera participé. Y me alegro por los boggeros ganadores (más allá de que sean o no mis amigos). El viernes estuve firmando libros en Crisol con Robotv hasta cerca de las 11 de la noche. Colgué el botón cuando ya no se podía votar, y lo hice para agradecerles a los lectores que, por su propia cuenta, sin que yo los ponga en autos de nada, decidieron respaldarme. Gracias por escribir]  (3)

Popularidad, diplomas, quién da más, quién da menos. Cisneros tiene razón: ponerse un botón con más tiempo de anticipación hubiese hecho la competencia más ardua. Pero al mismo tiempo la dinámica de la web 2.0 no pide permiso. Se participa aunque no quieras. Bloody Hell también participó, pero no obtuvo ningún voto. Y menos lo he visto citado como recomendación en otros blogs. ¿Existirá?

Lo que me lleva a meditar sobre los mitos que rodean la útil noción del ego-trip. Uno es la condena de la popularidad. Por ejemplo, a mí me encantaría que este blog fuese popular, pero no empezaría a desviarme de mis intereses solo por eso. Es una cuestión medio principista, que no tiene nada de pudorosa, sino de sesera: no se tiene la razón por voto. A veces hay una feliz conjunción de calidad y popularidad (un próximo post tocará ese tema), pero la mayor parte de las veces no. Y a veces también se da lo contrario: las tabas no son leídas. Pero mientras tanto, a seguir escribiendo. Tener un blog desértico e impopular es como esa función de cine donde solo hay una persona y aún así hay proyección, o esos conciertos perdidos en el centro de Lima donde he visto a excelentes músicos de, por ejemplo, jazz tocar frente a -literalmente- diez personas en un auditorio melancólicamente vacío. Pero el entusiasmo sigue siendo el mismo, o sea, como si estuviera lleno: en ese sentido, Bloody Hell es un blog entusiasta, que también salta en una pata en su particular celebración de un Blog Day sin anfitrionas.

Así redondeo la faena de esta resaca del Blog Day. Silvio Rendón ha tocado el lado serio del asunto y lo pueden visitar en el Gran Combo Club. Lo mío es un desfogue después de una sobredosis casi mortal de aplausos y yeah-yeah-yeahs blogosféricamente endogámicos y embriagados por el furor del ránking. Mi propuesta, en cambio, es por una blogósfera del 2 + 2, si es que acaso comprendí bien la figura -solo la figura- del sr. Rodolfo Ybarra en su vídeo: una blogósfera que no cese en su chamba de presentar algunas ideas preñadas de claridad y convencimiento, aunque sean obviedades, ya que últimamente las obviedades son las cosas que más se obvian.

Finalmente: prometo más humor. Ya basta del humor involuntario de otros.






(1) Laura Arroyo es parte del staff de Perunet.tv, novísimo espacio de discusión televisada en la red.

(2) Falsa ley. Como se sabe, la envidia es universal.

(3) O su versión orgánica, la bilis.

(4) Las respuestas de Cisneros sobre el tema Blog Day siguen en ese mismo tono. Omito los comentarios:

[RESPUESTA: A la distancia, desde aquí, sin alharacas que no vienen al caso, he felicitado a Alicia y a Chiara, que me parece que también ganó. Respecto de lo segundo, pues cada uno tiene su punto de vista. Respeto el tuyo. El mío es diferente]

[RESPUESTA: Nunca dije que fuera un fraude. Solo precisé que yo no expuse este blog personal a esa reunión de votos. Buen día]

[RESPUESTA: Hola, Oscar. Te agradezco la pregunta. No participé en ese concurso. Nunca colgué el botón para que votaran por mí. Si hubo votos en favor de este blog fue por pura inspiración de algunos lectores, pero nunca me interesó autopostularme. Supongo (es decir, quiero suponer) que muchos lectores de esta bitácora ignoraban que ese concurso se estaba llevando a cabo. Dicho esto, saludo a todos aquellos que obtuvieron algún premio. Sobre la flaka de KSA TOMADA, pues nada, meras especulaciones de la gente. Divertidas, pero solo eso: especulaciones. Un abrazo. RC]

[RESPUESTA: Gracias, Luis Ángel. Sospecho que tu afirmación [ser el"verdadero ganador del concurso de los blogs"] caldeará algunás vanidades, pero ya está. No participé en ese Concurso. Igual aplaudo desde lejos que la blogósfera de reúna y se autopremie. Un abrazo. RC]

[RESPUESTA: Hola, querido Caminante. Te aclaro el punto. No participé directamente del concurso, pues nunca colgué el botón del mismo, y nunca azucé, motivé, ni sugerí a los lectores que votaran por mí. Por ahí un lector(a) generoso(a) incluyó mi nombre. Y aunque fue sin mi consentimiento, me pareció un gesto bacán. No siento que perdí, pues ni siquiera concursé. No obstante, felicito a los pocos ganadores que conozco. No me siento parte de eso que se llama blogósfera, pero respeto a quienes le dan vida. Saludos. Gracias por entrar. RC]

[RESPUESTA: Hola, José Antonio. Gracias por escribir. Ya por última vez: no me jode porque yo no quise participar. Nunca alenté ni publicité este blog para ese concurso. Solo es eso. El resto ya es una discusión ociosa en la que no pienso meterme: no escribo este blog para que sea popular; lo escribo porque me hace bien. Gracias por tus opiniones. Un abrazo. RC]

12 comentarios:

Morena dijo...

Muy provocador tu post. Y en la medida justa como para conseguir varios comentarios biliosos, armar polémica y ser muy popular. ¿Quién será el primero en responder? Can't wait.

Besos.

Daniel Salas dijo...

Estimado Luis:

Sueles escribir buenos posts pero este es uno de los mejores. Muestra filo como ninguno y posee además la virtud de expresar lo que muchos pensamos. Corro el peligro de hacer mancha contra los que hacen mancha, de formar una argolla contra las argollas. Así que lo dejo ahí.

Bruno Ysla Heredia dijo...

Qué detalle lo de Homero Cristalli entregando los diplomas (nada contra el Sr. Cristalli, hubiera sido lo mismo si estaba Coco Beleván, por ejemplo), tenía razón la comentarista que se quejó en el blog de Silvio Rendón y dijo que para hablar del blogday tenías que haber estado allí. ¡Sólo con ese detalle te tumbas toda la vaina! Bien "siglo XX" (0.0), ah.

¿Comentarios biliosos? Puede ser ¿Armar polémica? Por supuesto ¿Ser popular? Nada que ver, cualquier lector asiduo de este blog se da cuenta que la popularidad no es su horizonte. Tal vez sean los dos primeros pero no tanto en el mal sentido de ambos.

Sin embargo, Luis Aguirre, que una vez digas que nadie te lee, pasa; dos, mmm; pero tres o cuatro, ¡ya pues! ¡Cómo podrías esperar que tus lectores votemos por tu blog en esa votación! Supongo que ese comentario es parte de ese humor del que hablas (ese segundo párrafo es MAGISTRAL, también aquello sobre la envidia).

Lo que sí no entendí es todo ese asunto con Renato Cisneros. ¿De qué hablas, Willis? ¿Qué dice, Harry, qué dice?

Polietileno dijo...

¿Sabes algo Sr. Luis Aguirre? Creo que es hora de decirte algunas verdades, para que entiendas.
A ti te conozco de las épocas del Foro 69, tu llegaste cuando yo estaba en la postrimería de mi ciclo como moderador. Desde ese momento fui testigo de tu evolución a casi ser un troll de bonitas palabras: Tu capacidad de expandir y refutar los argumentos que se discutían ahí no tenía comparación, pero llegó el momento en que comenzaste a meter la pata y bien feo. Quisiste filosofar sobre Fútbol, quisiste imponer tu punto de vista sobre una infinidad de temas, pero yo si no quería leerte, no te leía y no te discutía y punto.
Pero algo siempre me llamó la atención sobre ti y es que no pienso que sean un envidioso: Lo que tú eres es un resentido, y lo peor es que no sé con qué. Y cuando en el otro post yo te puse había que tener más humor, es que demuestra que tienes la correa muy corta en muchas cosas. En mi honesta opinión, te falta no humildad, sino habilidades sociales.
Siempre tuve esa impresión que veías a la gente del Floro sobre el hombro, mirándonos como si fuéramos unos salvajes; Aún así entrabas y te ponías a discutir, enseriando cosas que muchas veces no podían ser serias. Es como tu fijación con Frases PUCP: No se si estás esperando que se convierta en un espacio para que se citen las mejores frases académicas de los profesores, pero esa no es su intención: Su intención clara y precisa es el humor. Y reír es bueno de vez en cuando. No sólo con los chistes de Woody Allen, sino también con los de Melcochita.
Insisto, no creo que seas envidioso: En tú mórbida visión de la realidad, tú no tienes envidia porque te sientes superior al resto. Tú debes pensar que la gente que no entra a tu blog son ignorantes y que no van a entender la cultura que emana de este lugar y otras tonterías que debes pensar. Pero te pregunto: ¿Alguna vez has pensado para qué escribes este blog? ¿Cuál es su función no sólo mediática, sino personal? Cuando comiences a hacerte esas preguntas y a respondértelas tú sólo, vas a entender porque la gente se junta en los Blogdays; y porque algunos Blogueros actúan de una u otra forma. Y como parece que no fuiste, porque no te importó, aún así comentas todo campante en base a qué, ¿A unos cuantos vídeos anecdóticos? Eso si me hace reír.
Sal a la calle, conoce gente. Vete más seguido al Cafetal a tomarte un café. No pienses que todo el mundo está en tu contra. Por último, mi blog tiene tantas o menos visitas que el tuyo; Pero yo no envidio a nadie: Uno, es una pérdida de energía, y dos, aquél que está haciendo las cosas bien no tiene la culpa de la mediocridad de otros. Lo único que me preocupa es de qué manera mejoro mis argumentos y mi presentación, porque lo que más me gratifica es hacer un buen blog. Arte pour l'art, Scary Monster.

Luis Aguirre dijo...

En respuesta al comment anterior me remito a la última frase de este post.

Carlos del Carpio dijo...

Discrepo solo en una cosa contigo, Luis: que sigan los actos de humor involuntario.

A ver quien sigue...

victor dijo...

El lenguaje de Polietileno no es irónico o demoledor; sólo agresivo. He leído en los últimos años muchos comentarios de blogueros peleados. Sólo con los de Polietileno tengo la impresión de que, si el tipo estuviera frente a mí, me metería un golpe.
Ya ha entendido que atribuir las ideas de alguien a la envidia significa abandonar el tema de una discusión (falacia ad hominem), no aclararlo.
Ahora le falta entender que pasa lo mismo si acusa a su interlocutor de ser un resentido.
De paso, y sin tomar por cierta la afirmación sobre Aguirre: ¿el resentimiento es siempre malo? Lo digo porque es tan citado como la envidia para zanjar una disputa. La etiqueta de "resentido social" se la han puesto siempre a quienes guardan resentimientos por las discriminaciones sufridas. ¿No hay derecho al resentimiento?
Yo creo que sí. Cada quien es dueño de sus sentimientos y de sus resentimientos. Estar resentido sin motivo, por una nimiedad, es un error, pero no peor que ser optimista sin razones para ello o que odiar a alguien porque sí.
Ya es hora de que alguien haga una reivindicación del resentimiento.

Luis Aguirre dijo...

Hola Carlos:

Encontré uno más. En el blog elfondodelvaso.com, uno de los finalistas del concurso de los 20blogs peruanos, se puede leer lo siguiente en su sección de "reglas de la casa":

"El anonimato es bienvenido, ya que es una opción del comentarista.
Los posts estan pensados para fomentar la discusión del tema en cuestión, por lo que tendrán una posición. Los comentaristas intentarán ceñirse al tema propuesto y exponer sus ideas como mejor le parezca. Incluso pueden enojarse y apasionarse con sus respuestas. Todo vale, pero no recuerden a la mamita. Para ello, está la mamá corporativa.
Los argumentos ad-hominem no son permitidos, al igual que aquellos que vienen solo a molestar a otros por sus ideas. Estos serán censurados en el acto."

Hasta ahi todo bien y hasta admirable, pero de pronto la siguiente regla dice lo siguiente:

"Los comentarios serán aprobados cumplan o no las reglas de la casa.."

Es decir...

Me dan ganas de escribir una sitcom.

schatz67 dijo...

Creo que lo divertido será encontrar una nueva categoría para un estado de ánimo que no es ni envidia ni resentimiento asi se perciba una animosidad incontrolable contra RC o frases PUCP o un estilo "fishing for compliments on a blasse mode" en la redacción del post.

No esta mal sentir algun tipo de emoción negativa durante un "ego-trip".Lo malo es quedarse con esa resaca y plasmarla en un post.

Saludos

Jorge

Luis Aguirre dijo...

Hola Jorge:

Lo que no entiendo es qué animosidad puede haber en señalar cosas que son públicas. Y si lees bien los comentarios de RC verás que su actitud es la de alguien que no quiere ser metido en el mismo saco de aquellos que participaron en los 20 blogs peruanos. A mí me parece interesante, sobre todo viniendo del blogger más popular del Perú, según se dice.

saludos

schatz67 dijo...

Luis,

No sé con que bola de cristal trabajas para adivinar a ciencia cierta cual es la actitud de RC en un tema que es por demás obvio:lo llaman picón por no haber ganado y el responde con absoluta simpleza que nunca participó como otros blogs que si participaron,hicieron campaña y colgaron botones.

Creo que al fin y al cabo cometes "sin querer queriendo" el mismo error de otra gente que ve en la popularidad de RC un delito criticable y punible.Lo han señalado por ser hijo de un militar , por lo que supuestamente dijo su padre,porque no escribe bien, porque escribe en El Comercio o como lo señala tu post por hacerse el loco frente a un concurso.

Deberían ser más hombrecitos y decir:me jode que sea tan popular, que le escriban tantas chicas, que lo hayan publicado y que a mí me lean 4 gatos.

Saludos

Jorge

Luis Aguirre dijo...

Aquí otra vez Jorge:

¿Punible? No exageremos. ¿Criticable? Todo siempre es criticable y creo que en otro post ya escribí sobre lo que opino de Busco novia el blog desde la óptica de la web 2.0 y respondiendo a un intento de interpretación publicado por El Dominical con el que no estaba de acuerdo. Lamentablemente no puedo quedarme con un comentario del tipo "bien por Cisneros y su éxito". No me sale natural.

Y no tengo bola de cristal. Solo cito. Los comentaristas de su blog fueron los que sacaron en cara el tema de la envidia o piconería de Cisneros, no yo. Y el poeta respondió diferenciándose de aquellos bloggers participantes del concurso, mostrando incluso cierta incomodidad. ¿Cómo lees algo? como "nunca colgué el botón del mismo, y nunca azucé, motivé, ni sugerí a los lectores que votaran por mí" o con ironía certera decir "aplaudo desde lejos que la blogósfera de reúna y se autopremie"? Jamás digo que Cisneros se haga el loco. Al contrario: asume una posición con total claridad.

Sobre ser hombre o no en diminutivo, bueno, no creo que esa categoría sea pertinente al tema en discusión. Y, si lees bien mi post, toco el tema de la popularidad con total franqueza. Si me leen cuatro gatos -como lo he dicho a cada rato sin que eso me haga más masculino- pues no es algo que a mí me deba hacer sentir mal. Puede ser señal, como lo escribo también, que el blog sea simplemente malo. En todo caso, me alegro de que los gatos que entran siempre dejen comentarios interesantes.

saludos