jueves, 4 de septiembre de 2008

¿Zambo, mulato, chocolate, miti-miti?



Aquí coloco la carátula y el titular de Caretas hoy. A ver si alguien me ayuda a definir cuál es la idea más allá del chiste rezumante de melcochismo. Me encantaría pasarle el caso a Chuto de Choledad Privada, pero sospecho que debe estar bastante enredado y ocupado en buscar variantes a todas las palabras con "ch" que pueda encontrar. Pero adelanto una respuesta ficcional del autodenominado "cholega": "las etiquetas no importan, lo que importa son nuestras intenciones al usarlas". Así que con "Tío Zambo" no habría racismo, sino una palmadita en el hombro del tipo "¡buena, negro, ahorita eres presidente!". Para qué molestarse pues. Pero para los que sí sienten que algo anda mal, ahí les dejo los comments. Además, copio el primer párrafo de la nota:

En el Perú el Alianza Lima está jugando tan mal que arriesga bajar a segunda división, pero en Estados Unidos la posibilidad de que un grone llegue a la Casa Blanca es muy real.

Obama, además, es aliancista. Un caso para los susceptibles del mundo.

9 comentarios:

Bruno Ysla Heredia dijo...

De muy mal gusto.

Fabber dijo...

Yo he visto la portada hoy. No me sorprende. Es la misma ambigüedad cómico-étnica del Caretas que celebraba a la racista caleta de la China Tudela. Hay que entender la revista como lo que es: una herencia de la intelectualidad peruana de los 50's con sus virtudes y defectos.

LuchinG dijo...

Hasta donde yo recuerdo, la china Tudela se burlaba de los pitucos, ¿ha tenido un desliz como este de Caretas?

schatz67 dijo...

Que increíble, nunca me había puesto a pensar en que la página de la China Tudela era de un racismo asolapado y no un cruel sarcasmo que retrata con crudeza la verdadera manera de pensar de un sector de la sociedad.Rafo León se moriría de risa al leer un comentario así.

Tan pernicioso como el racismo me parece el exceso de sensibilidad sobre el tema.En todo caso creo que desde ambas orillas a los peruanos nos es más difícil que a los norteamericanos aceptar con normalidad que estan a punto de tener un presidente de origen afroamericano.

Saludos

Jorge

Amazilia Alba dijo...

Segun entiendo la intencion de Rafo con la China Tudela era burlarse de la pituqueria limeña. Pero parece que las "señoras pitucas" nunca se dieron cuenta, pues como él mismo cuenta en una crónica, les encantaba la tira, se sentian identificadas y hasta le daban datos de los chismes politicos. La comprensión de lectura parece que es baja en todo estrato.

Fabber dijo...

La impresión del racismo de la China Tudela se solapaba en el pretexto de la parodia de la clase alta. No se reía de ella, se reía CON ella de los demás. No hay que ser susceptible, solo leer bien. Por algo las "tías pitucas", que no son las tontas que algunos creen, no se sentían cuestionadas sino encantadas con la columna.

Lo del exceso de sensibilidad es un argumento recurrente que he visto también para justificar a la Paisana Jacinta y etc. pero creo que la permisividad sobre la burla racial es más la constante en este país que el exceso de celo por ella. Hay que equilibrar la balanza.

Amazilia Alba dijo...

Fabber:
Pero Rafo es antiracista, o al menos intenta serlo, al menos eso es lo que me parece de leer su blog
http://www.caretas.com.pe/Main.asp?T=3123&BlogsAction=PL&Code=1#Post_67
Pero quizas su personaje cobraba vida propia y no se daba cuenta que estaba reforzando el racismo en sus lectores.
ES cierto lo que dices todos se rasgan las vestiduras con el racismo de "papa Humala" pero no dice nada del racismo diario de MAreategui, Bayli, Antero y los medios de comunicacion en pleno.

Sebasthian dijo...

Rafo Leon es una combinacion bien alucinante: es un socialista, ecologista, racista. Y dificil decir en que orden, porque la pezuña del taxista peruanazo lo hizo desistir del ecologismo de no usar su carro. El mismo afirma que ama a la humanidad en abstracto pero odia al hombre en concreto.

güero dijo...

Uf, después de hacer mi tarea diaria de buscar palabras con CH, como bien ha dicho Lucho con ese resonante y desparpajado humor que no le conocía, escribimos un artículo sobre la paranoia de lo negro y encontré este artículo.

El humor sigue dando que hablar, qué bueno que nos (des)encontremos hablando de lo mismo y reflexionando lo que está detrás.

Lo que aún haría más interesante el debate sería no personalizarlo ni tratar de ridiculizar -a buen estilo de Nacho el Déspota Ilustrado- a los demás. Qué graciosa manera de hablar de tolerancia.
Chuto