martes, 25 de noviembre de 2008

De nunca refundados a refundidos


Lanzaré una hipótesis arriesgada: la gran razón por la que el Perú ha sido suspendido de toda competencia internacional FIFA es su gran incapacidad para cumplir reglas. También, ciertamente, por creer que la "nación peruana" o "la peruanidad" son valores superiores al hecho concreto de pertenecer a una asociación que tiene reglas específicas. Pero un poco de gotitas en el brebaje de la confusión le pertenece a la propia FIFA y a la naturaleza del fútbol de competencia internacional: su insistencia en promover nacionalidades, orgullos patrios y pasiones medio irracionales deja a los aficionados desorientados sobre si un país debe o no controlar a los que dirigen su selección.

Más aún si la prensa no ayuda: Peru21 -que antes y después de AAR siempre ha sido igual con respecto al fútbol (1)- le echa la culpa a Manuel Burga en titular de portada. Y en la nota dice: "se hace la víctima". Claro, nada de esto sucedería si estuviéramos primeros en la tabla rumbo al mundial. Pero como dijo Toño Vargas, la hora es la hora. A ver si se resuelve esto para que los hinchas tengan una buena Navidad. El objetivo ahora ya no es ganar ni refundar el fútbol peruano, sino tener la posibilidad de competir. Qué extraño.

(1) Véase esta portada digna del humalismo más belicoso de hace un año. De la refundación a estar refundidos. En la foto: souvenir de nostalgia pelotera.

1 comentario:

Daniel Salas dijo...

Como el fútbol me interesa muy poco y no me estimula (el último partido que vi a medias fue la final entre Italia y Francia, y nunca veo los partidos de la selección peruana), creo que puedo opinar con más libertad:

1. No entiendo la figura jurídica. Lamentablemente, un blogger que supuestamente sabe de derecho como Godoy no ayuda en absoluto a que se aclare el asunto. Yo pregunto: Si la FPF es una entidad privada, ¿qué diablos tiene que ver el IPD? ¿Y por qué a Burga le preocupa lo que opine el IPD sobre él? Por otro lado, si la FIFA establece que los estados de las naciones que las federaciones representan no tienen ninguna injerencia, ¿por qué sancionan a la FPF por una acción tomada por el Estado peruano? Visto así no tiene sentido. Es como si a mí me castigaran por las zonceras que hace Alan García. Que alguien me lo explique.

2. No entiendo eso pero también es evidente que Burga es un pésimo dirigente si no simplemente un corrupto, a quien el fútbol le vale como negocio. Hay ciertas actividades que requieren mística y a las que no podemos ver como simples medios para ganar dinero. Por ejemplo, yo no veo mi trabajo como crítico como un negocio; me gustaría vivir de lo que sé hacer, por supuesto, pero tergiversaría los fines de mi profesión si la utilizara para buscar invitaciones a cocteles, conseguir viáticos, financiarme viajes a cualquier parte, acomodarme en el establishment o gozar de unos minutos de fama. No puede ser así porque mi prioridad es el desarrollo y la promoción de ideas. Para mí, la literatura no es un medio para que yo pueda ser alguien; al contrario, yo me considero un medio a través del cual la literatura es transmitida. El día en que pierda de vista esto y caiga en el figuretismo, condéneme sin piedad. De la misma manera, la prioridad de la FPF debería ser la promoción del fútbol peruano, no una medio para tener empleo bien pagado sin rendirle cuentas a nadie.

3. Es verdad lo que señalas. Todo este embrollo parece ser consecuencia de la anomia. Pero lo contrario (aprender a vivir con reglas) requiere de mística, de la confianza de que, siguiendo las normas, vamos a obtener mejores resultados. Cada vez que se premia la picardía y la pillería, estamos abonando en favor de la anomia. Desafortunadamente, hay muchos que tergiversan lo que he venido diciendo desde hace mucho tiempo sobre este punto. Desafortunadamente, ahora no solamente se pasa por alto la viveza sino que se la celebra como si fuera el rasgo innovador de una nueva generación.

4. Por lo mismo que se requiere mística, toda persona que se pone una camiseta peruana debería sentir que tiene sobre sus hombros una enorme responsabilidad. Yo, que descreo que lo sentimientos patrioteros, sí pienso que hay que plantearse la idea de que se peruano no significa aceptar el zonzonazo proverbio "así somos" y sus consecuentes idioteces como la "choledad", que terminan inscribiendo un discurso conformista y prejuicioso, carente del más mínimo criterio analítico.