lunes, 20 de abril de 2009

Celebridad anti-pirata

Se discute en una nota de C-Net News sobre si la piratería ha llegado a un punto donde se ha vuelto completamente intolerable. El fallo contra The Pirate Bay en Suecia forma de parte de un combo más amplio de contraataques legales de los defensores del copyright que esperan, con sus éxitos, promever un cambio en la cultura y percepción de los usuarios y los productores de contenido: lo que antes parecía ser un mal menor, ahora se ha vuelto peligroso, nocivo, criminal e injusto.

El autor de la nota también se pregunta por qué, si la piratería está afectando tan fuertemente la industria del entretenimiento, son tan pocas las celebridades que hablan en contra de ella. La respuesta está en que ser antipirata es completamente impopular y cualquiera corre el peligro de ser reducido a polvo por la plaga de langostas de la opinión pública virtual si abre la boca. Le sucedió, como se recordará, al batero de Metallica Lars Ulrich, cuando la emprendió en contra de Napster. Hoy Ulrich es un entusiasta de internet, pero eso no lo ha vuelto un defensor de la piratería. Todo lo contrario: Metallica aún quiere jugar con sus propias reglas dentro del nuevo tablero del s. XXI, uno que lo ha llevado ahora a ser parte del soundtrack de los videojuegos.

La nota de C-Net coloca, además, el vídeo de otra estrella de la industria que corrió el riesgo de la condena multitudinaria: Jack Black. Aquí su mensaje a los desprevenidos consumidores de piratería:



Los comentarios a este vídeo del 2006, como se sospechará, son furibundos. Pero llama la atención leer algunos que defienden a Black argumentando que se trata de un vídeo "irónico". 

Lo interesante es que tres años antes de este vídeo Jack Black protagonizó una película que contiene un mensaje similar a su video antipirata: "The School of Rock" (2003). Fue la película que lo lanzó al megaestrellato. 

En "The School of Rock" no solo se celebraba y se homenajeaba la gloria y la mitología del rock and roll. Era también una defensa y un homenaje a la tramoya que los hace posibles: el trabajo, la organización, la práctica constante y el profesionalismo. En una palabra: la industria. El profesor de escuela que lleva a sus alumnos a un concurso de talentos fue en buena cuenta un peculiar CEO que pudo transformar el entusiasmo adolescente en resultados concretos. "No cash, no inspiration; no inspiration, no rocket sauce; no rocket sauce, no kick-ass rock and roll". Son palabras que tranquilamente pudieron salir de Dewey Finn. 

Pero una anterior escuela del rock tuvo el mensaje contrario. En el conocido vídeo "Sugarcube (1) de Yo La Tengo -leyenda indie- se cuenta la historia de una banda llamada Yo La Tengo que no logra alcanzar los estándares de la industria, por lo que son obligados a ir a una "escuela del rock". Ahí aprenderán que todos los mitos que rodean a las estrellas son parte del cálculo y la planificación: desde que todo cuarto álbum debe ser un "doble en vivo" hasta cómo hacer añicos una habitación de hotel. El clip es divertidísimo y ciertamente irónico, pero el mensaje es parte del estandarte de lo indie en aquellos días promisorios de 1997: una corporación le quita todo lo divertido, honesto y libre al rock and roll, valores que los piratas de hoy suelen declarar para justificar sus prácticas. Hoy lo indie es una marca, una etiqueta más en el escaparate.





(1) "Sucarcube" aparece en el disco I can hear the heart beating as one, sin duda uno de los mejores de la historia del pop.



6 comentarios:

LuchinG dijo...

Pero profesionalismo no necesariamente significan dedicación, responsabilidad, experiencia y dominio técnico. Todo eso lo puede hacer uno sin ser profesional. Profesional significa principalmente Mercenario.

aversh dijo...

luching, por favor, ¿qué es eso? ¿cómo que mercenario? no hay que ser pues, todos tenemos derecho a ganarnos nuestros centavos, y si lo hacemos preparándonos, teniendo como base un aprendizaje previo, creo que lo hacemos mejor.

amateur es una persona que hace algo sin grandes conocimientos, por eso se hace mención que no es profesional para no contarle los errores, porque lo hace sin ser profesional. una persona que hace las cosas sin dedicación, responsabilidad, experiencia y dominio técnico como indicas, simplemente no es profesional y punto. pero si mencionas a que el profesional es mercenario porque cobra, madre mía, entonces ¿qué esperas? ¿que la gente viva del aire? ayayayayay

LuchinG dijo...

Chequea esto:
http://vltracomics.blogspot.com/2009/04/el-dibujo.html

Ahí he dejado un comentario que aún no ha sido aprobado, y dice más o menos lo siguiente: entre ser una prostituta y ser una geisha, yo prefiero ser prostituta. Una geisha tiene que caerle bien al cliente, conversar con él, darle por su lado, parpadear coquetonamente. Una prostituta prende el taximetro y se olvida del asunto. Yo prefiero andar de prostituta, porque el cariño es para las personas a las que uno quiere, no para cualquiera.

Ahora añado: Ganarse los frejoles, todo el mundo lo tiene que hacer, no estoy cuestionando eso. Lo que no soporto es el geishismo: entregar algo que es íntimo por dinero. No digo que alguien que vende un cuadro que hizo con cariño sea una geisha, digo que lo es quien pinta un cuadro con el objetivo para ganarse los frejoles es una prostituta (profesión que yo ejerzo a diario, por cierto) y quien lo pinta con el objetivo de ganar dinero, fama y éxito, es una geisha.

Trata de quitarle el tinte peyorativo a "Mercenario". ¿No cuadra acaso con la definición que das de "Profesional"?

aversh dijo...

hum... pues lo que conozco de las geishas es lo que pude leer en un libro del mismo nombre, y un poco de la historia japonesa; pienso que son prostitutas preparadas y por eso ganan mas que las que andan en la calle buscando clientes. Prostituta o prostituto, es quien vende sexo a cambio de un dinero. Sorpresas que nos da la vida, no sabia que te dedicabas a eso. En todo caso, no suelo juzgar a la gente, que con tu pan te lo comas.

Y no, mercenario no es igual a profesional, aunque hay mercenarios profesionales, ni duda cabe. Saludos Luching.

LuchinG dijo...

(Juas juas juas) Trabajo en una oficina, muevo papeles de un escritorio a otro, saludo a gente a la que no le daría ni la hora, por dinero. Soy una prostituta.

aversh dijo...

hum... así es que ahora los portapliegos son prostitutas, ay contigo luching... mejor ahí te dejo... luis se puede enojar por estar convirtiendo su bandeja de comentarios en un servicio de mensajería