viernes, 17 de abril de 2009

¿El fin del DIY?

Y se dio la noticia: YouTube empezó a colocar contenido profesional legal de entrenimiento masivo en su web. Series como Alf, McGyver, Los Locos Addams, Bewitched y la incomprendida Party of Five, entre otras, ya tienen algunos capítulos en línea. 

Paseando la vista por los comentarios dejados por muchos usuarios me sorprende la increíble cantidad de ellos que protestan, insultan, se lamentan y mugen en contra de esta alianza entre algunas grandes productoras y YouTube. La razón al parecer es la siguiente: YouTube ya no es "you", sino BigStudiosTube. Lo que quiere decir que esos tiernos vídeos mal grabados del perro lamiéndole la cola al gato en el jardín o el didáctico clip de cómo hacer una esfinge en origami podrían sufrir un gran bajón de audiencia. ¿Será así? ¿Es el fin de la ética del Do It Yourself o DIY? ¿El adefesierismo dejará de consumir tantas horas-hombre en inutilidades?

Ni idea. Solo sé que mi comportamiento en YouTube privilegia el contenido profesional por sobre el amateur en un gran porcentaje. No es nada personal. Solo voy detrás de mis intereses.

Pero no todo es color de rosa en este nuevo YouTube: el flamante contenido descrito arriba puede verse solo en EEUU, aunque el sitio trabaja para que el visionado se haga extensivo a otras regiones. Veremos.

La segunda buena noticia es que también hay películas. De nuevo: la gran mayoría puede verse solo en EEUU. Pero husmeando con curiosidad insistente hallé algunos títulos que sí se pueden ver en esta región. Y en al menos un caso se trata de un clásico. Los coloco abajo. 

(Este post solo tiene como finalidad servir de carnada para un futuro rebote sin crédito. Es un pequeño experimento).


La noche de los muertos vivientes de George Romero. Sigue siendo insuperable en el linaje zombie (aunque Danny Boyle se acercó bastante). No hay embedding (y al parecer esta película ya había estado antes en YouTube bajo otro usuario. Detalles).

La segunda película es una dirigida por Dario Argento. Imagino que será de interés para algunos fanáticos. No la he visto. Copio la información de All Movie Guide: 

"The Dario Argento-directed Do You Like Hitchcock? pays homage to the man considered by many to be the master of suspense. A voyeuristic film student senses foul play when a murder strikes at the apartment complex across the street, but the plot, which references such Hitchcock classics as Rear Window and Strangers on a Train, is less important than the style."

3 comentarios:

Daniel Salas dijo...

Creo que era la consecuencia natural. Arriesgarse a ver videos amateur es una de las maneras más infames de perder tiempo. En todos estos años, ¿cuántos videos amateur de verdad valen la pena? Yo solamente he encontrado los de PS22 Choir y el de una cantante adolescente con su versión de There is a light that never goes out.
Y no me vengan con ese de los bebitos que se muerden las manos.
En serio, en todo el tiempo de la famosa era de web 2, ¿cuántos talentos han sido descuciertos?
Comparemos la cifra con la cantidad de talentos descubiertos entre 1960 y 1964 por la industria cultural.

¿Han notado la diferencia?
¿De verdad los agentes no sirven para nada y se llevan unos sueldazos a cambio de nada?
¿De verdad la industria cultural con sus iTunes y sus copyrights es una barrera al talento?
¿Se ha producido algún talento notable bajo la licencia Creative Commons?
En serio, quisiera que alguien responda estas preguntas. ¿Qué opinas, Luis?

Luis Aguirre dijo...

Hola Daniel:

Los covers en YouTube tambien me gustan. Digamos que con eso sí "pierdo tiempo", aunque lo considero un útil intercambio de información entre melómanos. Es un hobby.

Estoy de acuerdo con lo que dices, aunque tus preguntas quizá debería pasarlas a algún amateurófilo, si tal palabra existe. Yo no lo soy y, antes que hurgar por el fantasmal diamante en la basura, prefiero ir de frente al contenido que ya pasó por filtros. Sin duda, ahorra tiempo.

Igual debo decir que sí soy un YouTube-filo. Me la paso mucho buscando videos interesantes, quizas por falta de TV en mi depa (decisión deliberada). La TV exige rendirse a sus horarios, cosa que YouTube ha vuelto una dinámica casi primitiva. Si los contenidos exigen en el futuro una suscripción, pues estaría feliz de pagarla.

Pero si bien podríamos decir que con este nuevo YouTube el DIY ha recibido un fuerte golpe en su autoestima y su púber arrogancia, no creo que "perder el tiempo" sea algo tan fácil de combatir.

El Twitter es la nueva amenaza. El millón de seguidores de Ashton Kutcher y su más que subnormal cobertura me devuelven a la más completa desesperanza. Escuchar a Kutcher decir que ahora se comprueba que "una voz cualquiera puede ser tan importante con internet que un medio grande" para mí es un baldazo de agua fría. Sobre todo considerando que el gran predicamento del actor ha sido básicamente mostrar el culo de su esposa en esa red social. Aplausos del respetable.

Pero como aquí somos campeones de la copiandanga sobre todo en el rubro "tonterías", ya se lanzó el reto peruano de quién llega a los 5,000 seguidores de Twitter. Entre ellos, por supuesto, Henry Spencer y Marco Sifuentes.

Pero lo interesante de la nota que publica Peru21 sobre el tema
(link http://peru21.pe/noticia/274909/desafiokutcher-cnn-peruana-twitter) es que no solo se entrega la información correspondiente, sino que además viene con publicidad de yapa. Al final se lee:

"Sigue a Perú.21 en Twitter aquí ."

¿Una publicidad que tiene como pretexto una noticia? ¿Inventar una noticia para efectos publicitarios? Me corrijo: estas no son tonterias, sino formas muy astutas de manipular a los internautas, que muy pronto se acostumbrarán a ser informados con titulares que serán indistinguibles de la publicidad (como sucedió con el último concierto de Kiss). Tanta tecnología para que todos sean simplemente lectores de kiosko. Peor aún: lectores de clasificados. Así estamos.

saludos

Daniel Salas dijo...

Yo también paso tiempo en YouTube. Pero siempre termino dándome cuenta que lo más provechoso es lo que ya viene filtrado y producido. Cuando empezaron a sacar los videos de Rolling Stones me empecé a desconcertar. Y cuando saquen todos los videos con copyright que suelo ver ya no sé para qué entraría.

Los covers: algunos hacen un trabajo excelente. Pero, nuevamente, los mejores videos aficionados son de aficionados que saben hacer algo (y que en realidad provienen de alguna escuela). YouTube me ha ayudado a conocer artistas que ya habían pasado por un proceso de producción. Pero no conozco hasta ahora ninguna estrella salida directamente de YouTube.

Ese zonzo que trata de cruzar un río apoyado en un tronco (se cae, por supuesto) y que tuvo sus quince minutos de fama ¿qué podía hacer después? ¿A alguien se le ocurrió que de ahí saldría un Buster Keaton? Todo el mundo vio al bebito morder el dedo pulgar a su hermanito. Bien, (casi) todo el mundo se rio y algunos habrán dicho "qué tieeeerno" (claro porque no fue a ellos que les modieron el pulgar). ¿Y luego? ¿Esos son los grandes logros de la web 2?