miércoles, 6 de mayo de 2009

¡Qué nivel!

Me robo el mariateguismo -usado en la portada de la infamia- le doy la vuelta y lo uso para referirme a la temporada de entrevistas a bloggers notorios en el programa "Qué tal raza" (extraño nombre, por anacrónico), programa del cual apenas si tenía noticia salvo por alguno que otro zapping distraído. Pero que no se subestime el logro: los politibloggers ya están en la TV y con sus pequeñas lampas de opinión se hacen camino en el arduo terreno de la nunca bien estimada egolatría. 

Para los medios tradicionales la pregunta al parecer todavía no es quiénes son estas personas detrás de los blogs (o qué relación hay entre todos ellos). Por aquí todavía seguimos en la actitud boquiabierta de quien piensa que ser blogger popular es ya ser algo o alguien. O, al menos, esa es la idea que se busca transmitir al público. 

Un primer punto interesante de esta seguidilla de entrevistas realizadas por la conductora Patricia Lozada es que, por el momento, los bloggers convocados han sido los sospechosos comunes, los de siempre: José Alejandro Godoy, Roberto Bustamante, Juan Carlos Goicochea, Henry Spencer. Marco Sifuentes fue parte de un reportaje cuando la campaña "Adopte un congresista" -hoy blog fantasma- estaba en plena efervescencia. La nueva estrella es Luis Torres Montero, Malapalabrero, quien con lentes oscuros y labia achorada se efrentó en su entrevista al establishment en su totalidad. Los vídeos están en YouTube. Aquí una breve reseña de lo que más llamó mi atención:

José Alejandro Godoy

De este blogger ya bastante se ha dicho no solo aquí sino también en otros blogs. Pero lo más interesante para mí es ver cómo en su versión oral, Godoy es exactamente igual que en su versión escrita: es rebote, sumilla, glosa y parafraseo de las opiniones que usualmente cita. Es una criatura frankensteiniana peculiar: una hecha de retazos, sí, pero por propia voluntad. "I'm alive!", parece decir. Hay algo de meritorio en eso, aunque sea un cliché andante. El tema de la entrevista fue el juicio a Fujimori antes del día de la condena. Otro punto: Godoy se presenta a sí mismo como alguien que es parte de la PUCP, una suerte de vocero. Va desde el min. 7

Roberto Bustamante

Aún sigo intrigado por esta entrevista. La coloco junto a la de Godoy por un marcado contraste: en tanto nadie puede negar que el hombre detrás del "Desde el tercer piso" es alguien suficientemente articulado, el estimado Morsa muestra ser la versión intelectual de Miss Panamá: un completo enredo. Celebro a quienes han podido entenderlo o comentarlo (1). Me quedaron, en todo caso, claras dos ideas suyas. La primera: el fenómeno de los blogs se ha inflado demasiado (con lo que el propio Roberto trivializaba a nivel de fruslería su presencia en la silla del canal); y la segunda: que, como arqueólogo que es, la historia debe verse en "procesos de mil años". ¿Qué diablos es la política peruana de coyuntura comparada con el Big Bang? Pues nada. No hay duda: para tener perspectiva es mejor pensar en años luz.

Juan Carlos Goicochea

Ombloguismo ha hecho del rebote toda una profesión. Pero a diferencia de un Godoy -que es consumidor panorámico y voraz de columnas- Goicochea es consumidor de titulares. Es el analista de kiosko, el filosofador de conversación de taxi, el lector ideal del Trome. Me sorprendió su soltura y frescura frente a cámaras (algo que habla bien de su oficio). Pero esta misma soltura lo hizo cometer un lapsus, o quizás, lanzar una confesión:  a la pregunta de "¿solo te dedicas a temas políticos?", Goicochea responde: " [mi blog] es un 'chochip', como decimos en la argolla de la blogósfera" (desde el min. 3 de la parte 2). Pero, como aquí damos el beneficio de la duda, no concluiremos nada. Total, el propio Goicochea usó, al referirse a la imagen pública de ciertos candidatos políticos, la palabra "etiquetada", cuando en realidad quiso decir "acartonada". En ese sentido, "argolla" bien pudo ser un error para la buscada, pero nunca encontrada palabra "argot". ¿O quizás se inventó el neologismo "argotlla"? Sería muy útil para referirse a ciertos tics, como Fulano o Mengano was right, por ejemplo.

Luis Torres Montero, aka, Malapalabrero

Uso el "aka" deliberadamente porque Malapalabrero es un estrit champion del inclich, mi broder. Bi kerful con este tío porque con dos o tres verbos puedes quedar mal parado, mismo badis frente a Miyagi defendiendo al Huevo Frito san. ¿Se entendió? Nebermain, man. La subversión malapalabrera está en las sustituciones léxicas. A un seguidor de Fujimori es conveniente denominarlo seguidor de la "orange crush" con lo que se logra no sé qué efecto exactamente, pero al parecer es el tipo de conexión que cierta 'esquina' de la blogósfera necesita para sentirse identificada. Nada de qué preocuparse: la gesta de Torres Montero es cultural: quiere nueva música, nuevas palabras, nuevos poemas (sic) y eso es respetable. Pero lo que me dejó preocupado fue lo siguiente: después de defender a La Primera como "el único diario de oposición" tuvo que confesar que no le pagaban por sus colabaraciones. Pero no es el único. Extendió esa misma delicada situación a otros medios: Ojo, Correo (los "Epensa Boys", en su denominación) y La República. Eso ya no es broma: columnistas y bloggers que no cobran. Pésimo.

En un post de hace unos meses le daba vuelta a la idea del "apostolado" en periodismo. En ese entonces demarcaba una línea que iba de las quincenas del periodismo tradicional a la chamba de los bloggers, nuevos actores públicos en la producción de textos. Es la misma línea que va del profesionalismo al amateurismo. Pero mientras que en la primera actividad el apostolado es una situación, digámoslo así, excepcional o transitoria -es un tiempo que se dedica a aprender el oficio- en la blogósfera es la regla. En la blogósfera no se cobra. Y es en ese orden de ideas que me preguntaba: ¿es posible que de pronto los blogs, para algunas personas, se hayan vuelto más confiables que los medios tradicionales justamente por no cobrar?

Ahora mis preguntas son otras. ¿Por qué los medios tradicionales -la TV entre ellos- están tan interesados en levantar este oficio sin beneficios -aparentes- del bloguerismo? ¿Cómo es la situación de los bloggers que trabajan en medios tradicionales? ¿Cobran, no cobran? ¿Y cuál nueva relación se está creando entre medios tradicionales y una blogósfera peruana que no tiene ni un centavo? Intentaré dar una posible respuesta en el siguiente post, tomando como ejemplo lo que sucede hoy con algunos twitteros. Es la misma historia del pez grande comiéndose al pez chico en la cadena alimenticia de la información. ¿Qué utilidad puede tener el amateur para el profesional? Continuará...



(1) Silvio Rendón comentó brevemente la entrevista a Bustamante.



15 comentarios:

Jorobado dijo...

A mí no me han entrevistado, chesu, ya fui.

Soy un Epensa boy? Eres blogger? Meta-blogger? Soy blogger? Estoy mas confundido que reina de belleza panameña.

Saludos

Luis Aguirre dijo...

Que, ¿seguia en la blogosfera? Pense que se habia retirado. Y dos veces. Estoy confundido tambien.

Mi breve experiencia en Epensa fue la de cobrar puntualmente por las colaboraciones. A qué casos se refiere Malapalabrero exactamente, pues no lo sé.

saludos

ocraM dijo...

oe Jorobado, cuando vengas a Lima te arreglo una entrevista con la Lozada. eres argolla chocochip, sea lo que sea que eso signifique.

este domingo: Alicia Bisso, no se la pierrrrrrrrrda!

aversh dijo...

¿goicochea? ¿el adefesiero? jajajaja pero no es adefesio al menos, se le ve bien

Sí, vi la entrevista al morsa, y el pobre se da una enredada de aquellas. hum... pero al menos al escribir se orienta un poco

Sí pues jorobado, ya juistes. preparárate otro rollo para el útero, después que te rebote alditus, reabres tu blog por tercera vez y vuelves a ser

Y a ti tampoco te entrevistaron, Luis, ¿se olvidaron? ¡qué tal raza!

Jorobado dijo...

Gracias, Ocram, te lo agradeceria muchisimo, en serio. Mira que si yo no soy blogger, no soy nada (a ver quien agarra esa flor).

Lucho, alucina que estoy tan confundido como tu de mi volatilidad bloggeril. Pero en serio, paja este post, como varios otros.

Ronny Lionel dijo...

El domingo le preguntarán a Alicia Bisso quién es Confucio ???

Ojalá q sí, para grabarlo :P

aversh dijo...

tiraste mi comentario a la basura, ¡qué nivel! ¡qué tal raza!

Mr. T dijo...

Hola Luis, como tu eres otro que tocó el tema, te mando unas reflexiones acerca del mismo, el post completo aqui:

www.queridopuebloperuano.blogspot.com




(...) Esta discusión polariza inútilmente el debate, porque muestra la autoreferencia usual de aquellos blogstars a los que les gusta marcar un nosotros/ellos, entre los que son y los que no son, mejor dicho, entre los que están y los que no están. La crisis es ficticia porque la gente sigue recurriendo a blogs para buscar información alternativa en temas políticos, el problema es que están dejando de recurrir a sus blogs. Existen por ahí miles de blogger don nadie con muy buena información a los que lamentablemente nadie cita, obvio, por falta de publicidad, si queremos pensar inocentemente. (...)

Enrique Patriau dijo...

Hola Luis.
No sé si sea un detalle interesante, pero en los créditos que aparecen en la entrevista a JAG (que hasta ahora es la única que he escuchado) se lee: Alejandro Godoy - Blogger. Ni abogado, ni periodista, ni analista. Blogger.
Es interesante pensar en qué nos está diciendo eso. El carácter 'bloggeril' está por encima de cualquier otra cosa.
Entiendo perfectamente que a JAG lo invitan por la relevancia obtenida con su bitácora. Pero, veamos, ponte que inviten al Jorobado. ¿También le pondrían blogger en los créditos? ¿O se lo pondrían a Silvio Rendón? ¿O a Gustavo Faverón?
Como diría Sifuentes, i don´t know.
Saludos.

Luis Aguirre dijo...

Gracias por el link Mr. T.

Ahora, muchos se preguntarán, ¿por qué dale que dale con este tema? La cosa es simple. Si la blogosfera fuese un sitio autárquicamente cultural, por ponerle un nombre, nos bastaria con no hacer caso a la avalancha de análisis adefesieros de los blogstars. El problema es que esto no queda solo en la blogosfera, sino que ha encontrado cobertura amplia en los medios, desde hace bastante tiempo. Y hasta ahora, los medios solo se quedan con la version de los blogstars, que de esa manera se transforman en jueces y parte del "fenómeno". Han creado un circulo virtuoso de autorreferencias. Para los demás, este círculo es vicioso porque malinforma.

Enrique: sí, es verdad, JAG es "blogger". Y nada más. Para la periodista Lozada es suficiente. Y el público se queda con esa idea de que "blogger" es un oficio y una naturaleza "independiente", cuando en realidad JAG es parte de una red, una que estuvo asociada a Perublogs, que es un negocio y, además, asociado al Utero, regentado por un periodista profesional. Esta informacion es util para que el televidente entienda un poco más cómo se usan estas herramientas. Pero en vez de eso a JAG se le pregunta por actualidad política. Esa entrevista estuvo al borde del publicherry.

Pero, ¿es realmente relevante Godoy? ¿Cuál ha sido su gran aporte? Es casi nulo. Rebotar no es aportar, pues.

saludos

Enrique Patriau dijo...

Sí, claro. En el caso de JAG me refería a una relevancia estrictamente mediática.
Saludos.

Mr. T dijo...

Efectivamente, y de hecho la principal arma usada por ellos es la CENSURA de comentarios que no les gusta. Tú has sido la única persona hasta ahora que ha dejado pasar mi comentario, todos los demás lo han censurado. Así es la vida...

Juan Carlos Goicochea dijo...

Bueno gracias por aquello de "Me sorprendió su soltura y frescura frente a cámaras" pero bueno me has dado con palo por lo demás, pero se acepta la crítica constructiva, por que es constructiva ¿no?
Por otro lado veo que desde que salen algunos bloggers te has vuelto fan de Que tal raza jajaja.
Por otro lado se agradece el comentario favorable de tu comentarista Aversh (que espero sea mujer aunque uno nunca sabe)ya ves no me digas adefesiero.
Gracias por el rebote.

Silvio Rendon dijo...

Sobre el comentario de Enrique, mi actividad principal, incluso en mi blog, es la de cientista social. Soy economista. El blog es un medio de expresión a mi alcance, pero que no me define existencialmente.

Greg Mankiw tiene un blog muy popular y sigue siendo economista. Xavier Sala i Martín usa el Facebook para difundir sus artículos periodísticos antes de publicarlos en La Vanguardia y tiene con ello una red; también sigue siendo economista.

Nadie, excepto aquellos que hoy declaran la muerte del blog, se ha definido exclusivamente como blogger. Esa definición fue parte del discurso de una empresa, Inventarte, en la que trabajaba el periodista Marco Sifuentes. Se inventaron un concepto, lo exprimieron, crearon una pirámide de blogs y sólo cuando la empresa se vino abajo y a la "estrella" no le renovaron el contrato es que el medio que levantaron ya fue. ¿Tendrían estos bloggers este discurso si siguieran en Inventarte?

Aquí tocaría tal vez aplicar un concepto que viene de la economía, más específicamente de la organización industrial, el "shakeout". En toda industria naciente hay un periodo de entrada intensa de empresas que llega a su techo en cierto momento. Entonces se produce el shakeout: el número de empresas comienza a bajar hasta que se estabiliza en un número. Es cuando la industria ha llegado a su madurez. Tocaría ver los datos en las blogósferas nacionales, pero el punto es que la caída en el número de empresas no equivale al decaímiento de una industria. El uso de internet es muy variado. En algún momento el shakeout puede ocurrir también con otros canales, si no está ocurriendo ya. Declarar muertes de canales es prematuro y recuerda a quienes se precipitan en declarar el triunfo de Keiko Fujimori en las elecciones de 2011.

schatz67 dijo...

Luis,

Mucha lata para tan poco atún.Pocas ideas originales y una elaboración propia ausente en todos los entrevistados.Como decía un personaje de "Los Jefes":Pura pose.

Puro rebote,más que dedicarse a escribir deberían poner un equipo de basketball de exhibición:The Blog-Trotters.

Notable también la forma en la que se empiezan a pasar la voz cuando alguien habla de ellos.Y patético el reclamo (en clave de sorna pero muy serio en el fondo)de los que han sido ignorados en este rebotero "hall of fame".

Saludos

Jorge