jueves, 1 de enero de 2009

Blogósfera peruana 2008: el fin de la inocencia (parte I)


Fin del año 2008 -o inicio del 2009, dada la fecha- y hora de mis balances atrasados. Este blog se creó en enero del año pasado y ha mantenido una actividad relativamente frecuente durante los posteriores doce meses. Ha sido un blog de tendencia miscelánea, pero el pensar sobre la blogósfera -lo que algunos consideran un rollo ombliguista en el peor sentido del término- fue un tema recurrente. Es natural y necesario: uno no solo hace, sino también se pregunta por qué y cómo lo hace.

Este post parte de una verdad más o menos establecida según he podido leer en muchos otros blogs: que el 2008 fue el año en que la blogósfera dio una especie de batacazo de notoriedad, una mayoría de edad en relación a su importancia en la transmisión o creación de información.

En lo que sigue, pensando en voz alta, pondré varios peros a la afirmación anterior, intentaré separar grano de paja y terminaré, espero, justificando por qué el 2008 fue para mí el año en que el blogger en la "blogósfera de la notoriedad" -como me gustaría bautizar a ese espacio de la blogósfera local celebrada en los medios- dejó de ser un entusiasta inocente. Si cierto facilismo analítico describe a este blogger como un personaje esencialmente "independiente" a cualquier institución o "fiel a sí mismo", yo argumentaré que es todo lo contrario: un especimen dependiente, veleidoso, emotivo, inconsecuente, dogmático, y mucho más frágil frente a las presiones de lo que usualmente se nos ha dicho.



Hay un periodista profesional en la punta del iceberg

¿Por dónde empezar? Quizás por lo más notorio o por la punta del iceberg de la notoriedad: empecemos por el único blog -por favor, tomar en cuenta la cantidad (1)- constantemente rebotado en los medios tradicionales durante el 2008: el Utero de Marita y su anexo Utero.tv . Felizmente, Marco Sifuentes hizo la tarea por este blogger: hizo un espléndido resumen de su notable actividad blogosférica este año: menciones en prensa, radio, TV y hasta en el Congreso. No me meteré en el tema de la calidad de información. Solo relevaré lo sorprendentemente popular y unánime que resultó el Utero como referencia obligada para cierto público y también periodistas. Esto es cierto e incontrovertible. ¿Triunfo del blog como esencia?

No.

El triunfo es del periodista. Así que, a partir de aquí, si eres un preblogger que está abriendo con ilusión su cuenta en Blogger entusiasmado por las fotos a página de las estrellas de la Internet, te cae un baldazo de agua congelada por cortesía de Bloodyhell. El fenómeno no es nuevo, ni original, ni único del Perú: es lo que más o menos en este blog se ha estado relatando desde que en el mapa apareció Andrew Keen, sistematizando el mejor conjunto de ideas que señala los puntos ciegos o tramposos de una ideología endeble. Los personajes que mejor aprovechan las herramientas de la Web 2.0 son los que han tenido una vida fuera de ella, o sea, una vida en los medios tradicionales. Los profesionales del periodismo hallan, en herramientas como el blog, una potencial gallina de huevos de oro (o de clicks) por la sencilla razón de que son grandes comunicadores. Todo aquel floro de "periodismo ciudadano" (que graciosamente el autor de otro blog estrella, Pepitas, del periodista profesional Fernando Valencia, resaltaba con orgullo) es una verdad a medias, o quizás, una mentira grande. Preblogger, aquí se os implora: será muy difícil que tu entusiamo bloggero se traduzca en visitas si no conoces muy bien las armas de la comunicación; si no sabes cómo decir, hacer, poner o, claro, detectar las "pepas". Si alguna vez pensaste que un blog era una alternativa, un discurso distinto, una verdad más profunda que aquél de los medios tradicionales, pues piensa de nuevo. En este caso, el medio no es el mensaje.

Lo anterior es meramente descriptivo y no un atentado al talento. Porque se requiere talento para ser blogstar. Y estar, claro, en el sitio adecuado en el momento adecuado. Después de ver la campaña pro Augusto Alvarez Rodrich de varios de ellos en el último episodio más notable y decidor (y algo rochoso por las fotos que luego adornaron las páginas de Peru21) de la blogósfera peruana me quedó más claro que el agua: sin los medios tradicionales, sin el broadcasting tradicional de siempre, los blogs y su microcasting mueren por inanición, intrascendencia, invisibilidad y, sobre todo, por falta de recursos, léase, dinero.

Este punto es importante. Porque en la punta del iceberg hubo un periodista profesional que luego fue blogger profesional laborando a tiempo completo durante el 2008. ¿Qué pasa entonces con el resto de la pirámide? ¿Qué pasa con la medalla de plata y la medalla de bronce? ¿Qué pasa, en suma, con el resto del iceberg de decenas o centenas de bloggers no profesionales que, según se dice, han transformado el mapa de la información peruana? ¿Qué pasa con la base de esta pirámide a la que me gustaría llamar -quizás lo haga luego- claeísta?



La parte oculta del iceberg: ¿qué pasa con los comunicadores no profesionales?


Aquí hay dos ideas que confluyen: una en la teoría y otra en la práctica. Ambas apuntan a un objetivo: ganancia de notoriedad en el darwinismo de la pirámide de la blogósfera.

La primera es la idea de la afeitadora y las navajas, a saber, entregar la afeitadora gratis esperando obtener ganancias por la venta de las navajas. Las afeitadoras para el blogger amateur -el no profesional, el que no está en la punta de la pirámide, pero sueña con una oportunidad- son su nombre, sus posteos y su exposición. Día tras día, dale que dale, rata, rata, rata -homenaje a Marco Martos- el amateur subirá información aguardando por clicks que, luego, Sarita Colonia mediante, se traducirán en algún tipo de beneficio concreto y metálico: contrato laboral o auspiciadores.

El caso más interesante fue el de Luis Carlos Burneo, también conocido como Henry Spencer. En una entrevista con Juan Carlos Goicochea -ex Utero.TV y videovlogger resaltado en Peru21 como personaje del año-, Burneo criticó a mansalva a Telefónica por su mal servicio, a lo que, avispadamente, Goicochea replicó si es que acaso seguiría diciendo lo mismo si de pronto esta empresa lo auspiciara. Nótese que, al menos en la coyuntura de hace unos meses, esa era el sueño para un blogger notorio: el auspicio. Burneo respondió que sí, que seguiría fiel a sí mismo, es decir, criticando a Telefónica. Hoy la situación es tal cual hipotéticamente se describía en ese entonces: Burneo tiene publicidad de Terra (Telefónica) en su blog. Pero, ¿seguirán siendo las críticas las mismas? ¿Seguirá el vlogger ejerciendo su independencia como siempre? Esa pregunta quedará, creo, sin responder y que cada quien especule. Lo cierto es que en este caso el blog funcionó como un curriculum vitae en tiempo real. El blogger bloguea como una forma de buscar trabajo en el mundo de la superficie. La línea editorial en el manejo de la información es un asunto secundario. Los importante es que el modelo "afeitadora y navajas" funcionó a la perfección y que el blog puede persistir en el tiempo.

¿Pero es así de fácil? ¿Todo es trabajo, dedicación, irrigación constante del huertito amado? ¿Por qué un blogger incansable la "hace" y otro, igual de incansable, "no la hace"? ¿Todo es talento, cruzar los dedos y ver qué pasa?

No. La segunda idea que confluye es la práctica, o sea, hacer que el modelo detallado arriba de todas maneras funcione.


"¡Hagamos una gran reunión!": captando más bloggers para la pirámide

En una de las revelaciones más importantes sobre el funcionamiento la blogósfera peruana más notoria, --pero que fue nulamente discutido por los medios que la celebraban- se expuso la relación entre el directorio de blogs más exitoso localmente, Perublogs, su controversial cambio de ránking y algunos de los blogstars (los personajes en la cúpula de la pirámide). No hay que perder de vista lo siguiente: que la filosofía del directorio de Perublogs -que es un negocio- es ganar notoriedad o, como se dijo en alguna oportunidad, "existir". Las nuevas reglas de juego son algo difíciles de explicar, pero se basan en el muy discutible algoritmo de Google en el que, al menos en teoría, una web linkeada o citada por otra vale más que una simple visita. El valor es "calidad de información". Hacer un ránking de solo visitas resultaba engañoso pues en los primeros puestos se colaba demasiada "basura", por ejemplo, calaterías y afines. Pero si alguien no solo te visita, sino que además, te linkea, eso quiere decir que tu web tiene un contenido que es en sí mismo valioso. Más linkeos, entonces, más valor. Calidad en vez de cantidad. No suena mal.

Pero el problema es que internet no es "neutral". El mundo virtual no solo está hecho de webs con contenidos objetivos y de links de sitios favoritos medidos objetivamente. El mundo virtual está hecho sobre todo -es evidentísimo dado el éxito local de, por ejemplo, Facebook- de redes sociales, o sea, de contactos entre personas. No solo se intercambia información sino información intensamente personalizada. Lo dicen una y otra vez los gurúes de la web 2.0: la red te permite conectarte con gente con tus mismos intereses, que piensa como tú. Pero el by-product de esta forma de interrelación es que la información que recibes es cada vez más estable, estándar y homogénea. ¿Qué se puede esperar de gente que es, come y piensa igual que tú? ¿Qué clase de linkeos, según el algoritmo de Google, entonces existirán?

Esta paradoja me parece esencial. Porque por un lado existe la sensación de un mayor contacto con el mundo, de una mayor diversidad, pero, al ser todo personalizado, tu mundo se vuelve necesariamente más pequeño: el distinto sobra, se hace una molestia. La pregunta sería entonces la siguiente: ¿qué sucede si esta personalización no solo se realiza dentro de los confines de la web sino que se lleva fuera de ella? ¿Qué sucede si de pronto los bloggers no solo intercambian información vía clicks, sino que se reúnen personalmente en el mundo real para hacerlo? Es la personalización al cuadrado.

Eso pasó con el concurso "20 blogs peruanos" (además de Blogday) organizado por Perublogs y Páginas Amarillas, un evento coporativo (agosto 2008) no solo hecho para los bloggers dentro del directorio de Perublogs sino, sobre todo, para los que no estaban ahí. Es lógico: no es necesario hacer publicidad para los ya convencidos. La pirámide debía crecer: más blogs implican más clicks y más clicks implican más dinero. Pero no olvidemos que solamente clicks, sino ahora también links: con respecto a éstos últimos cabía esperar entonces que blogs de intereses afines buscaran conectarse más entre ellos. Visto así, el "algoritmo de Google", para espacios tan cerrados como el peruano, es la palabra científica 2.0 de una nueva forma de amistad. Si yo tuviera un blog en estado germinal haría todo lo posible por estar linkeado por alguien arriba en el ránking: de ese modo mis navajas tendrían una oportunidad de venderse. ¿Qué mejor oportunidad entonces que un evento de este tipo? Los que están arriba en la pirámide, entonces, pasarían a estar más arriba aún. Mientras más ancha la base, más notoria la cúpula.

¿Pero llevó este evento realmente a personalizar más los linkeos según las nuevas reglas del ránking? Es difícil comprobarlo, pero no hay duda de que sí ayudó a algunos blogstars a realizar una especie de alianza algorítmica. Aquí el bocón del grupo se llama Jose Alejandro Godoy, quien en última entrevista con Luis Carlos Burneo, habla de cuatro blogs que forman un "nosotros": Utero, El blog del Morsa, Tercer Piso y Pepitas. Los tres primeros aparecieron en unafoto de Peru21 como personajes y bloggers del año. Los cuatro tienen una línea editorial similar y, al menos en un caso comprobado, tres trabajaron en conjunto (caso Chang). Añado una anécdota personal: José Alejandro Godoy me tuvo unas semanas en su lista de blogs linkeados. Luego de no hablar muy bien de su trabajo, desaparecí. El distinto se hace una molestia.



"Mamá: ¿linkeo al que me halaga o al que me molesta?"

La psicología del linkeo en la búsqueda de notoriedad debería ser toda una especialidad. Pero si bien no es posible meterse en la cabeza de los cibernautas, sí es posible rastrear sus efectos, la sombra que hacen. Hay varias actitudes que, en el 2008 pasado, han ejercido su influencia al momento de linkear y que han formado oposiciones del tipo "amigos/enemigos", "conocidos/desconocidos" "aliados/rivales", "GCU (gente como uno)/los otros", "los que piensan como yo/los que me rebaten", etc. Mi hipótesis es que, en la blogósfera de la notoriedad, se ha solido linkear casi siempre al amigo, es decir, al similar.

Actitud 1: la denuncia del "troll". Troll no solo es aquel que molesta por molestar. Es habitual que el "cargoso" que rebate y replica incesantemente sea catalogado de troll. El que piensa distinto, el que polemiza y disiente está etiquetado de manera peyorativa. No es anormal que al crítico se le responda: "si todo te parece mal, ¿por qué me lees?". Pedir que el que joroba se retire, pero invitar amablemente al que halaga, es una práctica común en la blogósfera de la notoriedad: nadie la quiere pasar mal.

Acititud 2: formación de los blogrolls. Si se revisan blogrolls de los blogs afines a los blogstars se verán citados casi siempre los mismos nombres. Para colmo de males se verá, además, contenido muy similar. ¿Por qué no linkear a los enemigos? El siguiente punto lo responde.

Actitud 3: No contestar al que critica. Es un dogma entre ciertos bloggers decir que el que disiente busca notoriedad. El mejor antídoto para el polemista crítico es el desprecio: ignorar, no responder y, sobre todo, no linkearlo. Para algunos bloggers la notoriedad propia está bien, en tanto que la ajena está mal. Pero lo importante no es eso, sino constatar cómo el linkeo en la blogósfera de la notoriedad está sujeto a una reacción emotiva de rechazo por lo diferente y no a lo provechoso para una discusión.

Actitud 4: Las campañas. Esto es muy evidente, pero no por eso menos interesante. Una "campaña" podría definirse como un grupo de personas pensando exactamente igual al perseguir un objetivo. "Adopta un congresista" y el duelo por la pérdida de empleo de Augusto Alvarez Rodrich son casos alucinantes de alineamiento y pensamiento monolítico. Pero lo más interesante es que es justamente por eso que los bloggers llamaron la atención en los medios tradicionales en el 2008. Para los medios, lo digno de celebrar no es la diversidad, sino lo similar, el espíritu de grupo, la collera ruidosa. Para un blogger la unión hace la fuerza. Estar solo es no existir.

Actitud 5: Twitter. Si, tal como se argumenta aquí, la blogósfera de la notoriedad es muy proclive a alianzas entre pensamientos similares, cuando hace uso del microblogging se convierte en algo peor. Al menos conozco un par de anécdotas de gente abusada en el twitter por pensar distinto. La rapidez y la brevedad no deja tiempo ni espacio para el intercambio de ideas. Entre cuentas de twitter, además, la personalización de la información es mucho mayor que entre blogs.

Actitud 6: "Tú no sabes de internet". Así, escuetamente, se responde a todo aquel que se atreve a decir algo en contra de la web 2.0. Lo paradójico es que esta frase defiende implícitamente el conocimiento especializado, la opinión del especialista. Pero para el blogger de la notoriedad solo existe una sola materia de especialización: internet. Si no sabes sobre él, reza esta idea, mejor quédate callado. Alucinante mordida de cola. Aquí el caso Lauer de agosto de 2008.

Fin de las actitudes. Resumo mi argumento: en la blogósfera de la notoriedad el ránking por links promueve que se junten los que piensan igual y que se ignoren a los distintos. Esto no tendría nada de malo si finalmente el objetivo es intercambiar experiencias personales o combatir la soledad. Pero cuando se intenta manejar información y hacer un servicio público -o periodismo- las consecuencias de la personalización son nefastas: campañas de desprestigio injustas, información distorsionada y visiones dogmáticas del mundo . La famosa diversidad bloggera en el mundo de la notoriedad es solo un mito. Las ideas reveladoras salen perdiendo. Los lugares comunes, ganando.



Fin de la primera parte. Para la segunda intentaré rescatar lo que yo considero lo mejor de la blogósfera peruana del 2008, porque, vamos, no todo es terrible. Estoy empezando a creer que en los blogs es posible leer cosas que en los medios impresos jamás aparecerán. Próxima parte:

"Enter the dragon: los académicos también bloguean"

Sigan en la sintonía y feliz año.


18 comentarios:

ocraM dijo...

simpático análisis del bloguerío 2008 (uno de los poquísimos valiosos que he leido de decenas que se han publicado; es muy gracioso como casi ningún blog ha hecho algún balance 2008 de la realidad "real"; cfr. último post del jorobado), aunque siempre me gustaría escuchar cuál es la contrapropuesta de sus críticos al algoritmo de Google (no es lo ideal, claro, pero es lo mejor que podemos conseguir). algunos de los conceptos podrían quedar más claros con el aporte de algún experto en arquitectura de la información (Tabo Picón where art thou?)

gracias por lo que me toca, y coincido contigo en algo de perogrullo, que ya decía Eduardo Villanueva en el 98: en Internet la calidad se logra a través de la especialización. la vocación todista no paga.

otra cosa que has descubierto y que fue más o menos evidente cuando el bloguerismo se volvió importante en gringolandia alrededor del 2004 o 2005, es que un blog solo no sirve para nada. no es suficiente y jamás lo será.

precisamente por eso son importantes las alianzas, las comunidades (lo de "argolla" es divertido, pero no es real en la medida que ¡oh! el algoritmo de google jamás permitirá el éxito de un blog argollero, es decir, cerrado a una pequeña comunidad). en el caso que mencionas, con Godoy y el Morsa hemos trabajado algunos casos juntos desde el 2007 (Abraham Levy, Chang, Luciana León, Garrido Lecca), todos, creo, a satisfacción. lo paja de Internet es, precisamente, encontrar gente con inquietudes similares a las tuyas y con las que puedas construir contenidos en ping pong. todas esas revelaciones quizás no hubieran ocurrido antes.

y por eso es que algunas campañitas -cuyo contenido puede discutirse, claro- logran notoriedad (que eso es lo que quiere un campañita, claro). manejar la lógica de las comunidades es indispensable en Internet. por suerte existen Perublogs, la manchita de Cinencuentro, los No lo hagas, los del Beer & Twitts y otros.

y que este 2009 hayan más!

Luis Aguirre dijo...

Hola ocram:

Un comentario:

"Un blog solo no sirve para nada" es igual a decir que "un diario sin lectores no sirve para nada". Eso es de perogrullo, pero no es lo que yo he querido decir. Lo que yo he querido decir es que un blog solo no existe siempre y cuando no piense como el manchón. Hay un matiz. Y si tú consideras las comunidades y las alianzas importantes o pajas -aunque no hayan ido detrás de objetivos siempre justificables- mi post va en la dirección contraria: una comunidad genera ideas comunitarias, homogéneas, que fácilmente derivan en dogmas.

También habría que preguntarse para quién es importante o paja la comunidad. Aún sigo escribiendo un post sobre mi participación en una (es una historia del 2004) y lo que aprendí de ella.

Por cierto, escribo desde mi experiencia bloguera. La opinión de cualquier especialista será siempre bienvenida.

Mientras tanto, hoy me toca leer otra vez "Animal Farm", la historia de una comunidad.

saludos

María Isabel Guerra dijo...

Hola Luis,

Yo también soy profesional de la comunicación, aunque en realidad hace años que trabajo --sufrida y malpagadamente pero con la conciencia tranquila y sin padecer de insomnios-- como freelance.

He escrito bastante sobre mi experiencia como comunicadora y blogger, y leyendo tu comentario, me animo a decirte que en este tema en particular, comparto muchos de tus puntos de vista.

Lo único en lo que discrepo ligeramente es en el cuestionamiento que haces de la lógica con la que uno añade blogs a su blogrroll.

Primera observación: los trolls existen. Oh sí. Y son una plaga. Y aunque (OK, lo acepto) ignorarlos ES rudo, pues te cuento que hacerles caso y tratar de responderles alturadamente es igual que invitar a un escuadrón suicida chiita a un retiro espiritual católico. Ignorarlos es duro, pero es eficaz. Yo lo considero la versión blogger de la "ahimsa" (la doctrina de la no-violencia) de Gandhi. Te lo digo por experiencia propia. Y lo más divertido es que esto te da la opción de tomarte un café cualquier día con el "troll" y encontrarte con que en persona es muy divertido y totalmente distinto a su rollo "blogosférico".

Aclaración; no todo aquel que piensa distinto a uno es troll. Los disidentes sí merecen respuestas.

Segunda observación: Si hablamos de blogs personales, no me parece raro ni cuestionable que uno añada primordialmente a gente con la que simpatiza. Al fin y al cabo, esto es un poco una extensión de la calle, y muchos viven la blogósfera como un verdadero club social; abren un blog con la simple idea de conocer más gente, compartir aficiones, y expandir sus relaciones, etc. Algunos se van a los extremos y se arman unas pandillas vituales, con unas broncas territoriales tremendísimas de las que ya debes haber gozado varias.

Pero claro, yendo al punto, tratándose de blogs "profesionales" como los llamas tú, blogs que se ocupan de asuntos de interés "público", ya la cosa cambia un poco. Porque ya no se trata de unos cuantos blogs personales, sino de bloques de blogs que apuntan a crear agendas alternativas a las de los medios.

Y eso ya no es ninguna palomillada.

Ya que en los blogs no tenemos los filtros de información que sí tienen los medios, pues el blogger profesional debe (o debería) tener) una ética que regule lo que va a publicar.

Resulta oportuno recordar unas preguntas que formula Beto Ortiz:

"¿Estás completamente seguro de que esto es cierto? Si es cierto, ¿es bueno? ¿A quién le hace bien que lo publique, y sobre todo, a quién le hace daño? ¿se lo merecerá realmente?... (esto) te ayudará a diferenciarte nítidamente de los omnipresentes mercenarios".

evargas dijo...

Hola
Interesante tu análisis, y quizás no comparto algunos puntos, pero los respeto y los aprecio.
Creo que el ser distinto al resto es una virtud. Las 'argollas' y la collera ruidosa son realmente molestas y antipáticas, pero tampoco hay que satanizarlas.
El panorama de la blogósfera peruana parece -según tu post- una suma de intrigas y calculadas campañas. Espero que no sea tan terrible.
En mis blogs yo linkeo los blogs que me gustan leer, y los que NECESITO leer.
En el rubro de los que NECESITO hay muchos que me irritan, pero los NECESITO leer y creo que vale la pena recomendarlos porque incluso cuando sus autores piensan diferente a mí, sus análisis y posturas me parecen importantes.

Saludos

Enrique Patriau dijo...

Algunas reflexiones:

Resulta evidente que buena parte de los principales bloggers del país – al menos los que disfrutan más prensa – son aquellos que hacen una labor periodística. Y son – curiosamente – los que más críticas enfilan en contra de los usos de esa prensa. Y para terminar el cuadro de esquizofrenia, cuando estos bloggers tienen la brillante oportunidad de demostrar su consecuencia, salen fotografiados en un especial de fin de año.

Egos aparte, al repasar los comentarios que los lectores dejan en los blogs varias veces he leído la idea de que en esos espacios uno puede encontrar lo que la prensa tradicional (o los periodistas tradicionales) no difunden. (Nota al pie, ¿qué es un periodista tradicional? ¿El que estudió en una universidad, el que escribe en algún diario, canal de televisión?). En medio del affaire AAR, leía con ternura a un blogger que se asumía, junto a sus colegas de teclado, el bastión de la decencia, la “última línea de nuestro derecho a investigar, expresarnos y opinar”.

Es cierto, prensa y televisión cargan taras. Acaso la principal, su escasa profundidad en la información. Pero los blogs caen en lo mismo, pues. Manejan los mismos códigos. Es como en la comida. Un plato pesado hará que la digestión se haga más lenta. Así en el periodismo se asume que la noticia debe ser ligera, sin muchos ingredientes. Tan fácil como calentar un congelado. Y en esa línea, el Útero de Marita es un perfecto microondas. (¿Será que Sifuentes sí es periodista profesional?).

¿Y cómo hacemos para vender buena información periodística sin necesidad de depender de las exigencias que impone el mercado? Lamentablemente, no tengo respuesta. En todo caso, hay quienes creen – incrédulamente – que la solución pasaría por la Internet, específicamente por los blogs y este ‘periodismo ciudadano’ (como si los periodistas de profesión no fuéramos ciudadanos como los bloggers).

En fin, no deja de ser cierto que la red trae consigo el encanto de la inmediatez. Pero la calidad de la información necesita tiempo de producción. Ser más rápido no significa ser más exacto. Consultar, entrevistar diversas fuentes, cruzar datos, reconfirmar y encima escribir decentemente toma trabajo. A mí me gustan los blogs, y algunos los leo hasta con deleite, pero el amateurismo de la profesión tampoco se me antoja una solución aparente.

Saludos.

Daniel Salas dijo...

Este es uno de los mejores análisis (si no el mejor) que he leído sobre la situación de la blogósfera peruana. Yo creo que las argollas existen y hay que denunciarlas porque quieren producir la idea de que la blogósfera es una sola. Ya lo dijo una vez Sifuentes con la mayor frescura: Si no estás en PeruBlogs, no existes. Como escribía irónicamente (contra los PC de su época) el gran Rodolfo Hinostroza "si no te ocupas del partido, el partido se ocupará de ti".
Creo que, pasado el entusiasmo inicial, los blogs se van a terminar segmentando. Esto va a dificultar el diálogo (algunos insistirán en hacer desaparecer las ideas que no les convienen) pero, por otra parte, los usuarios van a formar redes paralelas según sus intereses. Quienes busquen blogs de calidad, los tendrán. Al igual que en el rock, veo como muy probable que se formen circuitos de blogs "caletas" o "indies" no tanto por esnobismo sino por necesidad, ya que va a ser cada vez más evidente que hay un grupo de bloggers ferozmente entusiasmados con la idea de formar un mainstream y un grupo numeroso de seguidores alrededor de ellos. Todo ello bajo el auspicio de los medios tradicionales.
En cuanto a la idea de "periodismo ciudadano", eso debería asustar a los periodistas; sin embargo, a muchos les entusiasma ¿por qué?. Si de pronto apareciera una tecnología que permita hacer "crítica cultural ciudadana", me preguntaría para qué diablos he estudiado tantos años a fin de especializarme. ¿Acaso se podría hablar de "medicina ciudadana" o "economía ciudadana"? Son preguntas que espero responder en un post pronto (si tengo tiempo). Saludos.

Fabber dijo...

Luis, antes que nada una aclaración: cuando citas un post mío en el punto 6, parece entenderse que es un ejemplo del "tu no entiendes de Internet" cuando únicamente se aborda una observación injusta del columnista citado (Lauer) sobre una herramienta de la misma.

Cambiando de tema, sobre el punto 3, encuentro explicable que alguien no linkee a quien se dedica a atacarlo en el 50% de sus posts o tiene una actitud de fuerte desprecio hacia él. No confundas la discrepancia temática con las enemistades personales, que como sabrá un sesudo cronista de la blogósfera peruana y lo 2.0 como tú, existen, son visibles y cansinas.

En lo personal, aprendí hace tiempo que la enemistad a través de Internet (los blogs son solo un capítulo más de ésta) es tentadora y a la vez volátil, pues es fácil ser duro o severo con quien solo conoces por comunicación indirecta. Y si, por la razón que fuera, he de dedicarme persistentemente contra de alguien que no conozco bien, existen muchos candidatos antes que un bloguero.

Daniel Salas dijo...

Fabber: Hay una gran diferencia entre el puro insulto (el ataque sin mayor sentido) y la argumentación y la discusión. La objeción de Luis dejaría de ser interesante si varios no viéramos una actitud constante de evitar responder por las ideas que se escriben. Ahora bien ¿qué tiene de malo no responder? Tiene de malo que se deja de lado el diálogo y que las líneas de opinión circulan paralelas sin nunca cruzarse. Por ejemplo, José A. Godoy ataca a medio mundo (ministros, congresistas, militares) pero nadie lo puede atacar a él. Si uno se mete a francotirador, corre el riesgo de que le caigan balas y sería demasiado absurdo que se queje de ello. El ejemplo de Luis es bastante elocuente: apenas él dijo algunas cosas sobre Godoy, éste le quitó el link (en vez de responder o simplemente asumir la crítica). ¿Usa Luis el 50% de sus posts para atacar a Godoy?

Silvio Rendon dijo...

En la blogósfera peruana se da un caso paradójico. El grupo incumbent vive su momento de mayor gloria mediática y, sin embargo, a la vez vive su momento de mayor cuestionamiento.

En el año 2008 este grupo experimentó un gran jolgorio, con grandes eventos, con grandes contratos comerciales, con grandes rebotes mediáticos, con gran influencia política. En este mismo año quedó también expuesto como nunca antes como un proyecto comercial, sesgado, arbitrario, antidemocrático, inescrupuloso. La misma blogósfera peruana lo puso al descubierto. Podrán decir lo que quieran, o no decir nada, pero lo real es que están con roche. Es claro que más blogs asumen una actitud crítica ante el grupo incumbent.

Mi pronóstico es que en algún momento los más visibles blogstars lograrán dar el salto a la televisión. No se ve cuándo, pero no faltará alguna oportunidad. Veo su incursión en la blogósfera como algo temporal, debido a un mercado laboral periodístico precario, argollero, limitado. Finalmente, encontrarán su camino y se engancharán en algún medio, repitiendo lo mismo de siempre, que acaso antes criticaron. Van camino a ello. Entonces, Inventarte quizás se convierta en una empresa de misceláneas y curiosidades mediáticas, pero sin pepas. Naranja Huando.

¿En qué momento se les jodió todo? (i) Cuando los formaron en la PUCP; toda su teoría, su deontología, su "Tú no sabes de internet" vienen inculcadas dentro de esa institución, facultad de comunicación, en particular y (ii) cuando se coludieron y comenzaron a actuar como "el círculo" del Jaguar dentro de la blogósfera... hasta que les tocó también que en la misma blogósfera les digan "Jaguar soplón".

La excusa para manipular a algunos para que entren a su lógica cohesiva fue la de Inventarse enemigos. Nada mejor que cohesionar a un grupo mediante la lógica "amigos/enemigos". El maltrato a unos es el "sentirse parte" de otros. Pero claro, esta dinámica se agota y es claro que menos gente se "siente parte" de ellos.

Manuel Enrique dijo...

Soy egresado de la Facultad de Comunicaciones de la PUCP, pero no de periodismo, sino de Comunicación para el Desarrollo, y pediría a los comentaristas no generalizar. No todas las especialidades de la Facultad son iguales, en todas no se llevan los mismos cursos ni se lee lo mismo (y de hecho, me consta que en mi especialidad se lee mucho más que en las demás) Y lo más importante, no todos tienen los mismos profesores.

Yo recuerdo, por ejemplo, que cuando llevé de electivo Opinión Pública, allá por 1998, el curso lo dictaban Catalina Romero y David Sulmont, dos sociólogos y especialistas en el tema (con investigaciones y todo). Ahora es curso (obligatorio para Periodismo) lo dicta... Balo :S

Dos datos importantes. El primero: en los primeros años de la Facultad, la especialidad con más alumnos fue la de Periodismo. Diez años después, Periodismo es la cuarta especialidad en número de alumnos matriculados (118), luego de Publicidad (281), Comunicación Audiovisual (230) y Com. para el Desarrollo (170). Solo tiene más alumnos que... Artes Escénicas (67). Cada vez hay menos chicos interesados en estudiar periodismo en la PUCP. ¿Por qué será?

Segundo: hace unos meses, las altas autoridades académicas de la PUCP se reunieron para evaluar la marcha de todas las facultades de la PUCP. A la que le cayó más palo fue, adivinen a cuál... sí, a Comunicaciones. Los capitostes de la PUCP criticaban la poca producción de la Facultad en cuanto a investigación académica, iniciativas estudiantiles, labor social, etc., con dos excepciones: Artes Escénicas y Com. para el Desarrollo.

Tal parece que los blogs de los alumnos de periodismo no cuentan para las altas autoridades PUCP. Por algo será.

ocraM dijo...

LUIS: una idea bien apocalíptica de la comunidad, ¿no? no sé qué dirá tu experiencia, pero la mía es súper positiva. desde que tengo un blog mis convicciones no son tan sólidas. un punto que casi todos los análisis de los blogs 2008 olvidan mencionar (¿cuándo un análisis de la realidad real, analistas?) es a los comentaristas: los censores más feroces, los editores más implacables. digamos que la comunidad intra-blog corrige a la comunidad inter-blog. todo esto, claro, en el mundo ideal en el que el blogger es capaz de reconocer esas tensiones y equilibrarlas. pero el caso es que la satanización de las comunidades es el absurdo más grande que podría existir en Internet, construida precisamente alrededor de ellas.

PATRIAU: asu, esos rollitos blogs vs periodismo son bien 2005. el caso es que evidentemente los blogs "periodísticos" o que aspiran a serlo ("periodismo ciudadano" es un término para la chacota) no podrían sobrevivir sin los medios. por ahí hay una columna de Gorriti del 2007 bien pajita al respecto.

FABBER: totalmente de acuerdo.

RENDÓN: me encantan tus teorías de la conspiración. en lo que sí tienes razón es que los pro-blogs, salvo en casos muy alucinantes, son incursiones temporales. por ahí hay un buen post del morsa sobre la burbuja 2.0 que conviene leer. el panorama económico 2009 no pinta bien en Internet y algunos, quizás, tendremos que ir buscando una chambita extra.

mientras tanto, saludos playerazos.

Luis Aguirre dijo...

Hola playerazo Ocram:

Algunas cosas. El comentario de Patriau no me parece fuera de lugar ni anacrónico. Cuando dices "el caso es que evidentemente los blogs "periodísticos" o que aspiran a serlo ("periodismo ciudadano" es un término para la chacota) no podrían sobrevivir sin los medios" solo es una parte de la historia, digamos de orden metodológico (referida a de dónde el blog saca su información). La otra historia es que ciertos blogs han sido asimilados por la prensa. Esa fotito de Peru21 -qué escándalo y qué poco roche tienen algunos- es la cereza en el pastel. Por eso es que "celebrar" a los "blogs" -¿cuáles?- como una alternativa informativa es, para mí, uno de los fraudes de la cultura popular más llamativos de este año.

Fabber: mi subtitulo, en efecto, no es una cita. Es una generalización de lo que luego se explica. Tu post (más comentarios) es un ejemplo. Ahora sí, te cito:

"atropellada y ligera apreciación de Lauer sobre el Twitter"

"algo sobre lo que debió indagar un poco más el columnista y que en estos tiempos solo cuesta 5 minutos en Google."

"La columna me parece antibloguera porque exalta las características negativas y no menciona los beneficios".

Silvio: A mí no me cabe duda que inventarse enemigos es clave para que una comunidad en internet se dinamice. En ese sentido no me parece absurdo, como dice Ocram, ponerla en entredicho.

A todos en general: muchas gracias por comentar. Luego quizás vengan más réplicas.

saludos

Silvio Rendon dijo...

A mí me encanta que los señores Sifuentes, Godoy y Bustamante insistan con lo de "teorías de la conspiración" después de desvelado el Morsagate ("y yo qué hago acá?").

Brianna dijo...

Si se ignorara al "distinto" o al que no siempre le sigue la cuerda al resto, tú estarías a la cabeza de los ignorados, ¿o no?

Eduardo Salazar dijo...

Coincido, este análisis de la blogósfera peruana es sumamente completo y ya quedo a la espera de la segunda parte...

Me parece que los supuestos "blogstars" peruanos en muchos casos se han ensoberbecido a tal modo que recuerdan a los militares griegos que luego de un par de triunfos, caen víctimas de los aduladores... y ese es el caso de blogs como el de Sifuentes, el cual filtra sus comentarios publicando sólo lo que le conviene, permitiendo en otros casos insultos hacia personas que no le "agradan" y etc.

Sifuentes (lo menciono sólo como ejemplo, puede ser el caso de cualquier otro "blogstar") está en todo su derecho de hacer lo que les comenté el párrafo anterior, es SU blog y puede escribir y permitir los comentarios que le parezcan. Eso es importante discernir, los blogs son "personales" si bien enfocados de manera temática a política, noticias, literatura, no dejan de ser "personales" y en virtud de ello, el autor pone las normas de juego.

Que no se piense que los blogs son "justos" o "imparciales", para nada, simplemente son expresión de lo que su autor quiere decir.

Saludos cordiales

laslo rojas dijo...

De acuerdo con el ultimo comment, los blogs finalmente ofrecen una mirada subjetiva sobre algun evento X. Ese fue, al menos "en el inicio", lo que hacia tan atractivo a los blogs: destacar, resaltar, rescatar si se quiere, algun hecho que haya pasado desapercibido por tu radar personal.

Luego de una mini-temporada en la que "todos quisieron (quisimos) hablar de todo", llevarse aunque sea una mencion grupal en un medio masivo, o estar en el top 5 de todos los rankings, ahora que la novedad se acaba, al parecer volveremos a la tendencia inicial (o al menos eso espero): La especializacion, ahi esta la reserva 2.0 de la blogosfera. incluso para su tan satanizado 'brazo comercial'. sí, la crisis golpea el mercado online, pero éste tambien servirá como refugio para anunciantes que dejan los medios masivos, más costosos y mas riesgosos. Por supuesto, esto se vive actualmente en el mundo anglo, queda por ver cuándo y cómo llegara esa ola por estas orillas.

Por lo demas, en la medida que aquellos que tengan algo que decir (como dice Casciari
http://orsai.es/2008/11/una_charla_sobre_la_muerte_de_los_blogs.php ) encuentren util al blog, o sigan haciendolo, esto tendra para rato.

Mr. T dijo...

Hola Luis, personalmente me pareció el mejor balance de los que he leído. Yo también hice uno ahora que estoy de salida.

http://queridopuebloperuano.blogspot.com/2009/01/una-nueva-vida-para-mr-t-en-el-2009.html

chau

Mr. T

Willy Henostroza dijo...

Puede que me extralimite lo que voy a decir pero al leer tu articulo tuve la apreciación de que estaba leyendo un medio impreso, discutir sobre el algoritmo de google y de por que uno tiene mas popularidad que otro es complejo y eso solo se mide según los lineamientos de google y no nos queda otra es el que mejor funciona o díganme de otro que funcione mejor... por otro lado veo que tocas varios puntos y solo quiero decir lo siguiente para ser popular en la red hay que conocer detalladamente al que esta detras del juego "Google" es la unica manera de poder entender por que uno es mas popular que otro y hsta entonces solo seran puras especulaciones que se tejerán en la red.

Solo pude leer este post mañana me voy a dar tiempo de revisar tus demas entradas de por si ya tengo una grata apreciacion sobre tu blog.

saludos

Willy henostroza