viernes, 16 de enero de 2009

Promesas incumplidas

Sí, aún sigue pendiente mi balance de la blogósfera parte II. A cambio solo colocaré mis "resoluciones" de Año Nuevo con una tardanza feroz. En el mundo de la no-actualidad y el antiperiodismo nada es más interesante que escribir sobre lo que a nadie más interesa.

Habrá más ateísmo. Tenía pensado reseñar capítulo por capítulo "The God Delusion" de Dawkins en una especie de blog paralelo, pero no sé si el ánimo me dé para tanto. Quizás sea un movimiento de entusiasmo reflejo por la guerra de los buses española iniciada indirectamente por el etólogo. ¿Habrá alguna combi que acepte pegar ""Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida" en su costado? Eso implicaría que Jesús deje de ser copiloto y dudo que los choferes se arriesguen a tanto. La idea de reseñar "The God Delusion" me vino por el comentario muy decepcionado de alguien -no sé quién- en el que se advertía que Dawkins argumentaba la muy probable inexistencia de Dios usando solo "la lógica". Grave demérito. Cosas del mundo virtual. Me da flojera encontrar el link.

También tengo la esperanza de que este blog se convierta en un blog de humor. Así como lo lees, mi hermano (me refiero a mi hermano carnal, uno de los miembros de mi target). Aun cuando todo lo que se hizo el año anterior califique de humor involuntario, Bloodyhell podría pasar a ser muy tranquilamente, en su versión 2009, un blog de humor voluntario. Quizás voluntarista. Pero no sería para hacer mofa del poder, qué aburrido. Sería para mofarse de los que se mofan del poder. ¿Es que a alguien le dio risa El Otorongo? A eso me refiero.

También me refiero a los padres que entrevistan a sus hijos, a los hijos que entrevistan a su madre, a los que se entrevistan a sí mismos, y a los que entrevistan a sus amigos para evitar dar la impresión de estarse entrevistando a sí mismos. El autobombo endogámico será tema capital de estudio en mi simposio personal del humor.

Y por si eso fuera poco también este blog podría convertirse en un blog enteramente musical. Obligado por la firme convicción de que, en vista del gran apoyo popular a la dama de ATV llamada Magaly luego de su legal liberación, no hay mucho más que hacer por este país, un encierro en el universo de las formas que no significan nada puede ser lo más terapéutico que este blogger puede hacer por él y por los demás. La promesa es seria y lo prueba el pronto desempolvamiento de su viejo libro de breves opus de Mauro Giuliani, virtuoso italiano. No es broma. ¿Es que alguien puede pensar que el estrés existe escuchando algo así?

No hay comentarios: