miércoles, 6 de enero de 2010

Crowdsourcing y empleabilidad

3. Crowdsourcing y empleabilidad: Esta es una buena noticia para aquellos que desean preservar su autonomía, los freelances o los que están buscando recolocarse laboralmente. Si en el outsourcing los trabajos son derivados a empresas externas de la planilla laboral para abaratar costos de producción y evitar sobrecostos laborales, lo que el crowdsourcing hace es derivar esas tareas o encargos a una multitud de prosumidores, usuarios de redes sociales o simplemente cerebros, que bajo adecuados incentivos (que van desde el pago directo, el prestigio de grupo o el mero reto intelectual) son incorporados en la cadena de producción de servicios (principalmente) a través de una suerte de subasta. En el crowsourcing el usuario termina adoptando el rol del empleado, luego de pasar por una competencia con la masa de seguidores que comparte con él una red social determinada.

No he vuelto a las andadas meta-interneteras. Total, yo no sé nada y, como se dijo en otro blog, ni siquiera entiendo lo que leo. Solo cito y dejaré que el respetable lector saque sus conclusiones. Al parecer lo de arriba es una excelente noticia para todos. El 2010 se avecina tal como me lo pronosticó Rosita Chung.



1 comentario:

LuchinG dijo...

Lo único que significa esto es que la ley del embudo se va a poner peor para el proletariado virtual.