jueves, 28 de enero de 2010

Quien tenga ojos que lea

Aunque este blog haya parecido catastrofista con las hordas letradas a 140c. del Twitter, en el fondo su ánimo está inspirado por la utilidad: antes de usar la herramienta, hay que plantearse un objetivo.

Haciendo un examen de conciencia digital he concluido que, usando las herramientas 2.0:
a) no pretendo hacer amigos
b) no pretendo buscar chicas para encamarme con ellas
c) no pretendo ser lisonjero para quedar bien con los círculos que merodean los bares culturales (no bebo, no salgo)
d) no pretendo ascender socialmente
e) no pretendo ser un referente de nada

Tengo un solo objetivo, pequeño y humilde: informarme mejor para pensar mejor.

¿Pensar mejor de cara a una presidencia de la república?

No, solo pensar mejor para mi vida cotidiana.

La maravilla de internet es que, si uno busca, encuentra. Pero te demorarás más en encontrar si te sigues concentrando en lo accesorio, es decir, en los peditos informativos, en la sonrisa de Vivi, en los amores de Nataniel, en la broma del blogstar.

Eso no sirve para pensar mejor.

Entonces, es probable que la herramienta a la larga sea un obstáculo, tal como si te compraras una TV HD para ver tu cinta VHS: verás peor.

Así que para estar preparado para el s.XXI yo no me preocuparía tanto en saber usar la herramienta.

Yo me preocuparía de lo siguiente: ¿sabes distinguir la información principal de la secundaria?, ¿sabes abstraer la argumentación lógica de un ensayo?, ¿sabes cuándo un periodista está tomando partido cuando escribe?, ¿sabes distinguir ironías en un texto?, ¿sabes cuando una noticia está incompleta?, ¿sabes hallar contradicciones entre un titular y el cuerpo del texto?, ¿sabes tomar apuntes?, ¿sabes hacer resumenes?, ¿sabes responder lógicamente preguntas?

Una vez que sepas eso el uso de la herramienta caerá por su propio peso y estarás listo para el s.XXI y para los que vengan.

¿Alguna vez tomaste clases para usar un microondas?

Tengo una mala noticia: ninguna herramienta te enseñará a hacer todas esas cosas que acabo de enumerar.

De la misma manera que ningún microondas te hará un cocinero.

2 comentarios:

Enrique Patriau dijo...

Y yo que pensaba llevar mi clase de Twitter y Facebook.

:(

Luis Aguirre dijo...

No, todavía lo puedes hacer. Pero asegúrate exigir que no te cobren. Recuerda que internet es "libre".