domingo, 14 de junio de 2009

D_CT_D_R_

De lejos y casi por KO el mejor blog alternativo para seguir toda la crisis actual y el paulatino deterioro de los últimos vagidos democráticos del gobierno de García es el Gran Combo Club. Cómo hace Silvio Rendón para relacionar noticias, editorializar, sopesar, contextualizar y resumir pues es difícil saberlo. Pero se agradece ese trabajo. Cada post contiene varias actualizaciones que se van acumulando a lo largo del día. Imprescindible.

Pero, por supuesto, en la otra esquina los politibloggers siguen en lo mismo: citándose entre ellos y esperando a que el IDL diga algo o Espacio Compartido levante una ceja para empezar la operación rebote en versiones descafeinadas. Hay algo en esa predictibilidad que adormece el espíritu crítico. Suave con esa pereza mental.

Un minidebate politiblogger que pudo ser interesante fue el que José Alejandro Godoy puso sobre la mesa. ¿Podemos hablar de genocidio o no en este caso? Respondió en una línea: no. Es curioso que mientras existen testimonios de nativos que con lágrimas en los ojos exclaman la palabra "exterminio", las mentes jurídicas pidan mesura y saquen la carta de los tecnicismos. Finalmente, es una opción. ¿Es el "genocidio" un término cultural?

El Perú tiene un historial genocida en la selva. Fue el experto Jorge Yamamoto quien, al tomar la palabra ayer en RPP, mencionó con todas sus letras el uso de napalm en los sesenta durante la durísima represión de los gobiernos peruano y brasileño contra los matsés. Éstos representaban entonces una amenaza para el desarrollo. Las matanzas aún permanecen en la memoria colectiva. Esta historia fue recordada hace meses en el GCC.

Cuando se sentenció a Fujimori a 25 años de prisión importantes pruebas que terminaron incriminándolo provenían de entrevistas, declaraciones, mensajes a la nación y discursos oficiales. Nunca se halló un papel que ordenara asesinatos, pero sí se pudo revelar una política de estado que se hacía responsable de éstos implicándola de esos documentos.

Hoy García tiene sus textos de El Perro del Hortelano (las famosas "tierras ociosas"), lanza spots y mensajes hablando de salvajes y subversivos, menciona que los nativos no son ciudadanos de primera clase y mantiene a una ministra en el cargo que puede decir, sin mayor asco, que ella no tiene plumas en la cabeza y que, por lo tanto, no es responsable de nada. Si Fujimori tuvo la palabra-pantalla "pacificación", García hoy tiene la palabra-pantalla "desarrollo".

No hay que asustarse de la palabra implicada en el título del post. El periodismo de la mesura prefiere siempre hablar de "autoritarismo", "no muy democrático", "soberbia política", "poco equilibrio de poderes", etc. La mala palabra no aparece en la Constitución. Y hasta hoy algunos no la reconocen cuando se la adscribe al período fujimorista. En otras palabras: no hay manual para su uso. Pero quien tenga oídos que escuche. Parte del Comunicado del IDL sobre la detención del abogado Carlos Rivera: "Se trataría de una señal más del clima de intolerancia y autoritarismo que se viene consolidando en el país, contra todos los sectores independientes y críticos."

Las preguntas que me haría son: ¿cuáles son esos sectores independientes y críticos? ¿Cuál es el ratio que relaciona éstos sectores con los sectores oficialistas y acríticos? ¿Cuál es la diferencia entre esta situación y la de Fujimori en sus últimos años?

3 comentarios:

Silvio Rendon dijo...

Gracias por el comentario. Lo que viene ocurriendo es muy importante y algo más de tiempo le he dedicado.

Sobre el tema del genocidio. Es una palabra que ya se ha convertido en un peruanismo para "matanza" (como cuando se dice "eso es relativo" por referirse a algo indeterminado o se dice "malogrado" por algo estropeado). No toda matanza es genocidio, ni todo genocidio es una matanza (puede ser una esterilización forzada masiva), y ahí vienen las precisiones jurídicas, totalmente pertinentes. Es un asunto debatible.

Sin embargo, el tema de fondo en el caso de Ronald Gamarra y JA Godoy esta semana no fue la precisión jurídica, sino no condenar a la muerte de civiles, y no cuestionar las figuras oficiales sobre la muerte de éstos. Ese fue el punto. Niegan que fue genocidio, no sólo en sentido jurídico, sino incluso - bien de taquito que nadie se da cuenta- en sentido coloquial, hasta que "se confirme", "se corrobore". No sea que lo que denuncian los amazonenses sean nomás rumores.

Es lo que ocurrió con las esterilizaciones forzadas de Fujimori. Como han determinado que no son genocidio, ya no hay delito. No, pues. No serán genocidio, tal vez, pero son un delito grave.

Y sobre los blogstars, pues hoy ha sido interesante ver cómo el Sr. Sifuentes menciona a los blogs de los amigos con enlace, pero no al Huftington Post. Tampoco menciona que la referencia de ese blog a los temas peruanos fue debido a Carlos Quiroz, Peruanista. Como no les cae bien, simplemente lo ignora. El tráfico y los créditos son para los amigos.

Es otro ejemplo de deshonestidad. Si se toma un material de alguien, no hay opción; hay que dar crédito, no importa cuánto se peleen con el autor de ese material. La incorregible práctica sifuentina es tomar sin citar. Un verdadero robo.

Enrique Patriau dijo...

Hola Luis.
Estoy de acuerdo en que la cobertura del GCC es la mejor. Por la amplitud de ángulos, y también por la polémica que provoca.

Pero no entiendo lo de "blog alternativo". Me recuerda al colegio, cuando apareció aquella curiosa distinción entre el rock masivo (desde Los Prisioneros hasta Pedro Suárez Vertiz) y el rock alternativo (el que venía en inglés y no era tan difundido en radios, o qué se yo).

Si el GCC es "alternativo" (tu blog calificaría para lo mismo, supongo), entonces, ¿los blogstars vienen a ser qué exactamente? ¿Algo así como los Jonas Brothers de la blogósfera?

aversh dijo...

gracias por postear sobre lo que esta ocuriendo en la selva.

acabo de enterarme que el gobierno finalmente ha decidido derogar las dos leyes que originaron el problema. lamentable que se haya llegado a esa decision despues de haberse derramado tanta sangre