miércoles, 10 de junio de 2009

Diccionario Contemporáneo Peruano

Diálogo: Unidad básica de comunicación en el que emisor y receptor se relacionan. Aunque no existe consenso entre los expertos, se piensa que es suficiente la actividad del emisor para que un diálogo se establezca. El receptor puede permanecer ignorante del mensaje emitido, ya sea por desconocimiento de los términos o el idioma.

Manipulación política: Actividad ideológica en el que un agente distorsiona la realidad deliberadamente para convencer y/o plegar a su causa a subalternos cuya mayor debilidad es la credulidad. Los manipulados son generalmente niños, personas sin escolaridad o nativos. En la manipulación política es posible afirmar que el cielo es verde cuando es azul, o que los gatos tienen cinco patas. También que el Perú avanza.

Terrorista: Elemento disruptor del diálogo (ver arriba), que niega los beneficios de éste o que no está acuerdo con sus términos. El terrorista muestra una incapacidad sistemática para asimilarse al pensamiento del otro (o de uno) y encuentra en la polémica su raison d'être. Antiguamente el comportamiento violento y destructivo eran condiciones necesarias para calzar con la definición. Nuevas corrientes del pensamiento, sin embargo, consideran terrorista a todo aquél que ponga en tela de juicio -mental o verbalmente- la posibilidad del consenso.

Extremismo fundamentalista: Cosmovisión de límites indeterminados en el que la queja o la protesta no tienen asidero en la realidad. Extremismo o fundamentalismo se definen cronológicamente. Se considerará un paro de uno o dos días síntoma de extremismo. Sin embargo, si la medida de fuerza excede la semana se añadirá el vocablo fundamentalista. Ej: La toma de carretera, que ya lleva un mes, es claramente una muestra de extremismo fundamentalista.

Irracionalidad: Sistema de logicidad alternativo, seudocientífico y altamente convincente generalmente usado fuera de los círculos jurídicos. Se colige que su contrario, es decir la racionalidad, es el único capaz de llegar a la verdad. La irracionalidad no está sustentada por leyes, reglamentos o códigos. Tampoco viene escrita en un papel. Es generalmente oral y carece de léxico especializado. Se cree que un exceso de irracionalidad puede derivar fácilmente en extremismo fundamentalista (ver arriba).

Renuncia ministerial:
Acto de cobardía dentro del paradigma conocido coloquialmente como "política del avestruz". Teóricamente ninguna crisis, error, conflicto violento con pérdida de vidas, escándalo de corrupción, etc., debe tener como consecuencia natural la renuncia. Muy por el contrario, la permanencia en el cargo es garantía del hallazgo de soluciones. Además, descartar renuncias es un mensaje claro al colectivo que nunca ve con buenos ojos la humildad de los que detentan el poder.

Rumor: Información poco confiable, oral o comunicada en idiomas distintos del español, que nace del mismo lugar donde ocurren los hechos. El rumor es persistente, altamente recordable y siempre escandaloso. El rumor se contrapone al hecho confirmado, que suele aparecer en medios escritos u oficiales. Aunque aún no hay estudios concluyentes al respecto, se cree que el rumor es la única fuente de (des) información en zonas muy alejadas donde prensa, radio, TV o internet llegan muy poco o simplemente no llegan.

Cosmovisión: Visión del mundo no-occidental, muy frágil y fácilmente contaminable por la manipulación política (ver arriba), el terrorismo (ver arriba), el extremismo fundamentalista (ver arriba), la irracionalidad (ver arriba) y el rumor (ver arriba). Cómo mantener una cosmovisión en estado de pureza e inocencia es sin duda uno de los grandes temas de cualquier agenda política peruana, pues se considera que la cosmovisión puede contraponerse a veces a la visión de Estado. Sin embargo, se espera que con los años aquélla esté subsumida en ésta.

No hay comentarios: