viernes, 5 de junio de 2009

Tengo el orgullo de ser peruano y soy feliz

Cuando pisamos el estudio de William Marcos Cuneo nos sorprendemos por las explícitas muestras de su honda peruanidad. Sobre su mesa observamos varias llamas, vicuñas y alpacas en miniatura que "pastan" sobre sus papeles. En la esquina de la misma se erige majestuoso un busto de Miguel Grau. También observamos una amplia colección de huacos que guarda en una vitrina. "Son réplicas", aclara. La bebida favorita del Dr. Cuneo es, por supuesto, el pisco. Además, posee una amplia colección de discos en 45RPM de distintas bandas de la Policía Nacional interpretando enérgicamente el himno peruano. A espaldas de su confortable sillón una gigantesca fotografía de Machu Picchu domina el recinto. Y en la pared de enfrente un sonriente Cuneo abraza al cheff Gastón Acurio en una fotografía en blanco y negro. Fue tomado en un festival gastronómico. Su causa rellena obtuvo el tercer lugar.

Pero lo que más enorgullece a William Marcos Cuneo es lo que nos muestra al abrir su laptop. Es su página personal, "Soy peruanazo", donde se explaya en diversos temas, desde la arqueología hasta información divertida sobre los últimos acontecimientos del Twitter del "astronauta peruano". Sin embargo, nos pide que veamos bien y, en efecto, captamos lo que quiere que detectemos. Lo apunta con el dedo. La dirección reza: http://soyperuanazo.peruanisimo

"Un día me levanté y tuve este pensamiento: si desde ahora la vida se vivirá solo en la red, ¿cómo puede un internauta cualquiera saber si la página que visita es de un compatriota? ¿Cómo es posible que en toda esa babel de información podamos nosotros, hijos del Sol, saber quién es quién? ¡Qué peligroso sería entrar a una página y de pronto descubrir que es hecha, imagínese, por un chileno o, quién sabe, por un rumano. Fue entonces que vino a mi cabeza: .peruanisimo."

La idea cayó fulminante como un rayo. La comentó a amigos cercanos y ellos asintieron en aprobación. "Al instante todos querían tener su .peruanísimo. Un amigo me comentó la tristeza que sentía al abrir siempre su página en homenaje a Julio Granda y ver un .blogspot.com como un apéndice intruso, algo que no se acoplaba bien, como si su hijo naciera con cola de chancho", dice Cuneo, "pero alfildejuliogranda.peruanisimo es música para nuestros oídos."

Pero la semilla tuvo más ramificaciones. La idea de un gran colectivo de hinchas del Perú fue lo siguiente que llegó a su mente, todos identificados en la red con ese gentilicio en estado de hipérbole, "como debe ser todo patriotismo". Cuneo batalló incansablemente para lograr que no solo de .coms, .nets, o .orgs viva el hombre, sino que su .peruanísimo sea también una opción, tan legítima como cualquiera.

"Porque si habia una idea que siempre odié de internet fue esta paulatina pérdida de identidad. Un .com es frío, gélido, ostracista. Solo un paria podría aceptarlo. ¿Cómo recuperar nuestras raíces, nuestros orígenes? Internet nos ha abierto al mundo sí, pero demasiado. Una apertura en exceso es perniciosa. ¡No hagamos más críticas las fisuras del estado-nación, menos en la red!", termina.

Casi al finalizar la visita Cuneo nos ofrece algo de chicha morada. Aprovecha para mostrarnos su colección numismática. Fue entonces cuando se nos ocurre preguntar: ¿y tener un .peruanísimo cuesta algo?.

"Dejemos eso para otra entrevista", fue la respuesta.

1 comentario:

aversh dijo...

he ahí la madre del cordero... ¿debo entender que este post tendrá una continuación o nomás me imagino lo que viene? hum... mejor lo segundo, no eres bueno con las continuaciones...